El centro comercial más grande de León

El pasado domingo, acudí al centro de nuestra ciudad, que por cierto quedó muy bonito con las remodelaciones que recién se efectuaron; para mi sorpresa, a pesar de que acudo con cierta regularidad, en esta ocasión quedé sorprendido.

Probablemente por tratarse del mes de diciembre, aunque muy tempranero, la afluencia de leoneses en las primeras cuadras del corazón de la ciudad era verdaderamente impresionante, miles de personas abarrotaban las arterias principalmente de la zona peatonal.

Las calles aledañas sobre todo 20 de enero y 5 de febrero, la circulación vehicular se tornaba lenta, digna del peor de los disgustos para cualquier automovilista en un día de trabajo, afortunadamente, se trataba de un domingo.

Constaté que en nuestro país, los centros de las ciudades, siguen por fortuna un atractivo y creciente lugar preferencial para realizar compras, tanto de lugareños como de visitantes, sin duda los impresionantes y modernos complejos existentes en distintas zonas del terruño tienen lo propio, pero el centro sigue siendo, de gran importancia.

Los grandes desarrollos comerciales tienen sus orígenes desde el siglo X, sin embargo, lo más parecido a lo que conocemos como centro comercial se encuentra en Damasco, construido en el siglo XIX, o bien el gran bazar de Terán con más de 10 kilómetros cubiertos, capital de Siria.

El gran bazar de Estambul construido en el siglo XV, sigue siendo un gran atractivo y uno de los mercados cubiertos más grandes del mundo con 58 calles y 4000 tiendas, o el de San Petersburgo, inaugurado en 1785, con una superficie mayor a 53 mil metros cuadrados.

Muchos son los países que se disputan los centros comerciales más grandes del mundo, pero ahora, ya no sólo se trata de grandes dimensiones, cada vez más, está en juego lo asombroso y majestuoso de las construcciones, algunas con grandes acuarios, albercas con olas gigantescas y un sinfín de variedades para los consumidores.

Los emiratos árabes, principalmente Dubái, cuentan con impresionantes centros comerciales, Japón, Estados Unidos, Inglaterra y China al norte de Hong Kong, donde se dice se encuentra el centro comercial más grande del mundo en la actualidad, encabezan la lista de países con este tipo de construcciones majestuosas.

En nuestro país, estos “monstruos” del consumo no se quedan atrás en las principales ciudades del territorio nacional, observamos el auge y crecimiento de estos complejos también conocidos como shopping center o mall.

Plaza Santa Fe, Antara Polanco, Plaza Moliere, Reforma 222, Perisur y  muchas otras plazas o Centros Comerciales que se encuentran en el Distrito Federal, reúnen cualquier exigencia del consumidor.

Habrá que decir, que existen de todo tipo, pero la gran mayoría cuenta con tiendas departamentales o conocidas como de “marca”, restaurantes, tiendas de servicios, como bancos, estéticas, masajes, lugares de entretenimiento, casinos, cines y un largo etcétera.

En esta ciudad, estos centros de consumo se incrementan y hoy se cuenta con una amplia variedad en diversos puntos de la ciudad;  principalmente y por ser la novedad Plaza Altacia es de las más concurridas y proporciona a sus visitantes un abanico de posibilidades de compra y entretenimiento.

Plaza mayor, a pesar de los años transcurridos, pero en constante remodelación, se coloca al igual que Altacia, como una de las preferidas, aunque habrá quien opine diferente y sus razones válidas tendrá.

Plaza Centro Max, es otro de los lugares preferidos de los leoneses y tiene una gran afluencia, rodeado al igual que Plaza Mayor por tiendas departamentales de grandes dimensiones que representan un atractivo adicional al visitante.

Existen otras plazas comerciales de menores dimensiones a las señaladas, pero que representan una opción para el consumidor, quien finalmente decide el lugar donde efectuar sus compras.

Pero regresando al corazón de nuestra ciudad, este es sin duda el centro comercial más grande en el municipio y el grueso de nuestra población acude recurrentemente no sólo por cuestiones comerciales o de esparcimiento, las oficinas de gobierno juegan un papel importante en la concentración de personas.

Las iglesias, su zona peatonal, el Teatro Doblado, el María Grever, sus cafeterías y librerías, la calle madero partiendo del Arco de la Calzada, le dan un plus que difícilmente encontrarán en otro lugar.

La sana costumbre de poder tomar una tradicional cebadina, de descansar en sus bancas del jardín, de asearse el calzado, de comer en cualquiera de los pequeños restaurantes, de visitar sus bares y cantinas no se tiene en otros lugares, al menos no con el sabor y tranquilidad que ahí se encuentra.

Apoyemos al comercio del centro de nuestra ciudad, que hay para todos los gustos y presupuestos, visitemos el corazón de nuestro terruño, estoy seguro no se arrepentirán.

ftotrejo@gmail.com