Los candidatos del Partido Revolucionario Institucional (parte 1)

Por fin quedó definido, quien será el candidato del PANAL, PVEM y PRI, a la Presidencia Municipal de León, después de jaloneos, enojos, berrinches, cuestionamientos, José Ángel Córdova Villalobos, resultó el elegido.

Ante el descontento de varios priistas que incluso se hicieron públicos en una marcha en calles de la ciudad, Córdova Villalobos, será el abanderado tricolor y a la publicación de estas líneas ya habrá pasado su presentación como candidato, en conocido hotel de la localidad.

Para nadie es desconocido que el galeno leonés fue propuesta de los verdes, quienes por segunda ocasión en los últimos años, imponen a su candidato, mostrando las tablas y manejo que tienen en estos temas.

Aunque el ex dirigente estatal del Movimiento Territorial del PRI  Alejandro Arias Ávila, fue el primero en “destaparlo” en un acto público que a muchos incomodó, fueron los del partido del tucán, quienes lo impulsaron y finalmente se impusieron.

En el año 2003, los verdes ecologistas hicieron lo mismo y lograron filtrar a Eliseo Martínez Pérez como candidato, y a pesar de que no se ganó la alcaldía, obtuvieron  tres regidurías, igual que el Revolucionario Institucional.

En aquel 2003, los verdes estuvieron a punto de desplazar al PRI como segunda fuerza política en el municipio, poca fue la diferencia a favor del tricolor que le permitió conservar dicho lugar.

La designación de Martínez Pérez, no fue bien vista por algunos grupos al interior del priismo, incluso, Arturo Villegas Torres, fue propuesto como alternativa a fin de que el PRI, no apoyara al empresario zapatero.

Finalmente, Eliseo se impuso y fue el candidato, en una campaña en la que no participaron directamente los priistas, el que esto escribe, fungió como candidato a regidor por el PRI y finalmente quien manejó la campaña, fue el Partido Verde Ecologista.

Las razones de lo anterior pueden ser muchas y es probable que la propia militancia y algunos cuadros del tricolor se excluyeran, pero también es cierto, que Eliseo Martínez se identificó sólo con el partido verde, o el acercamiento fue mucho mayor.

Los resultados, como ya señalé, abonaron a los dos partidos, contando dentro del H. Ayuntamiento con un bloque de seis regidores, siendo la primera ocasión que el partido del Tucán obtenía ese número y el PRI, conservaba su cuota.

En las dos elecciones subsecuentes, cada quien se fue por su lado y el PAN ganó en ambas, la primera jugó por el Verde, el joven Abogado Sergio Contreras, hoy diputado local; en la segunda, el candidato fue Eugenio Martínez Pérez, quien logró una regiduría.

Por su parte, el Partido Revolucionario Institucional logró en 2006, con Alejandro Gómez Tamez, tres regidurías y en 2009, Bárbara  Botello, actualmente alcaldesa de esta ciudad obtuvo cuatro regidurías.

Los números son fríos y demuestran que en las elecciones en donde verdes y rojos van juntos, los resultados les favorecen, prueba de ello es la Actual Administración, en donde la abogada Bárbara Botello Santibáñez ganó las elecciones y la efectuada en 2003.

El sistema político en este país está desgastado y cuestionado, los electores no confían en ningún partido, la falta de credibilidad para todos los institutos políticos cada vez cobra mayor fuerza.

En ese contexto, aparecen frases trilladas como: “la gente ya no cree en los partidos pero sí en las personas”; el problema es que las personas forman parte de los partidos, por lo tanto, independientemente de quien se trate, se les asocia, aquí el hecho es que no se tiene credibilidad en los políticos.

En estas elecciones habrá que preguntarles a los candidatos de elección popular qué le ofrecerán a los votantes y que estos les puedan creer, pero sobre todo si su oferta política, su proyecto, es ajeno totalmente al partido o partidos que los postulan.

¿Es conveniente que se postule a candidatos que pertenecieron a otros institutos políticos, con ideología y principio contrarios, ante una supuesta inexistencia de cuadros propios?; siendo así, ¿cuál es la razón de su existencia, si esos no se generan?

¿Se debe a toda costa buscar el triunfo electoral, independientemente del proyecto de gobierno?, o simplemente, ¿la praxis se pondera sobre la plataforma ideológica, o será esta parte del pasado y representa un romanticismo anacrónico?

Córdova Villalobos, es un político bien visto en términos generales, los cargos que ocupó en la administración Federal, lo avalan y le dan reconocimiento y es probable que sea el mejor posicionado en las elecciones por venir, sin embargo, reitero, ¿qué pasó con los cuadros del priismo, no sólo local sino también en otras latitudes del país, donde se repite la fórmula?

¿Qué mensaje se manda a la militancia tricolor y a los jóvenes priistas, que bajo un romanticismo anacrónico repiten y repiten los logros del partido, sus principios y plataforma ideológica?

La disciplina que caracteriza a los priistas, será importante en el actual escenario, el problema es que se estiró demasiado la liga y fue manejado mal por las dirigencias, tanto la estatal como la nacional.

La próxima semana continuaremos con este tema.

ftotrejo@gmail.com