Resoluciones polémicas en el nuevo sistema penal acusatorio primera parte

Recientemente circuló en las redes sociales información referente a la liberación de 4 plagiarios en el Estado de Nuevo León, a quienes se les procesó por el delito de secuestro y asesinato de un joven empresario de aquella entidad.

A raíz de esta información en las redes sociales y otras tantas que se ventilan en la radio y televisión, así como publicaciones en medios de comunicación tradicional, que establecen resoluciones que benefician a estos supuestos delincuentes, la ciudadanía se queda con un mal sabor de boca, respecto a estas reformas.

Por desgracia, desde nuestro punto de vista, ha existido, precipitación y exhibicionismo tanto del Ejecutivo como del legislativo en turno, en aprobar estas reformas, que significan un cambio radical hasta cierto punto violento.

En nuestro país, los políticos y funcionarios en su gran mayoría, desconocen lo trascendental de la reforma y sólo se dedicaron a levantar la mano o externar su apoyo, simplemente porque consideran que en otros países ha funcionado.

En ocasiones las autoridades mandan mensajes tanto internos pero fundamentalmente hacia el exterior, en el sentido de que en México, se respetan los derechos humanos y que contamos con instrumentos jurídicos a la vanguardia para lograrlo.

En la realidad, las cosas son muy diferentes, se llega al cinismo de copiar algunas legislaciones y se le da un toque a la mexicana, por aquello de nuestra identidad y terminamos creando verdaderos Frankensteins jurídicos.

El llamado sistema acusatorio adversarial, significó un cambio en nuestro país verdaderamente radical, pues abandonar un sistema inquisitivo con 150 años de aplicación no es nada fácil.

Si bien la reforma de 2008, previó 8 años para ponerlo en práctica, no sólo resulta insuficiente sino que fue incompleto y nos referimos a que no se acompañó de programas de difusión social en general.

Esta difusión tan necesaria en foros de abogados, estudiantes, en las universidades en donde desde el profesorado debió capacitarse obligatoriamente para la impartición de este nuevo modelo, fue muy relajado.

Los planes de estudio debieron modificarse y esto no se logra de la noche a la mañana, sobre todo insistimos, la preparación y capacitación a los docentes e investigadores, no es tarea fácil.

Además estas reformas requieren de espacios y equipos de video grabación adecuados dentro de las universidades, que les implica una inversión considerable, que muy pocas universidades estuvieron dispuestas a realzar.

La doctrina, por razones obvias, no es la suficiente y la existente es extranjera, la nacional es mínima y en muchos casos refiere juicios orales en general, que abordan tanto la materia mercantil como civil y desde luego la penal.

La jurisprudencia, igualmente dando tumbos, interpretaciones en uno y otro sentido, lo cual pudiéramos considerar hasta cierto punto normal, por lo reciente de la reforma, que incluso no termina de entrar en vigor en todo el país.

El poder judicial, si bien se ha estado preparando e incluso algunos estados han enviado a jueces y magistrados a prepararse al extranjero, para que estos con posterioridad lo transmitan a su gremio, que resulta un gran esfuerzo, termina por ser insuficiente.

Hoy, muchos son los estados atrasados en este tema y no sabemos a ciencia cierta que pasará el próximo junio que se fijó como obligatorio para su entrada en vigor, concretamente el día 16.

La reforma no la podemos considerar mala, por el contrario, obedece a la necesidad social de contar con juicios mucho más ágiles, públicos, confiables, que ataquen la impunidad, etc., no obstante reiteramos, debió ser gradual y acompañarse de programas de difusión e información a la sociedad en general.

Este sistema penal acusatorio oral, que entre otras importantes características tiene la presunción de inocencia y debido proceso, en paralelo a las reformas Constitucionales sobre derechos humanos, el beneficio pro persona en forma oficiosa, las reformas a la ley de Amparo, el control difuso de la Constitución, es un verdadero reto de estado.

Por ello, no es tarde para que se de difusión a este tema que nos ocupa, por el contrario, pudiera ser la última oportunidad en cuanto a tiempo se refiere para darlo a conocer al grueso de la población.

Todos estos cambios representan una verdadera sacudida al foro de abogados en cualquier lugar donde ejerzan su profesión, motivo por el cual se deben actualizar, pues si para los expertos resultan cambios complicados, con mayor razón para la ciudadanía.

El Poder Judicial, debe ser reflexivo y sus miembros, la mayoría, actuar sin soberbia, argumentar, en lugar de memorizar y no llegar a la descalificación o casi al insulto al colega, que desde su óptica no conoce el nuevo modelo.

Los abogados postulantes no deben permitir ese tipo de actitudes de un servidor público al que le pagamos por su trabajo y la mejor forma de hacerlo es preparándose, poco a poco el litigante estará más familiarizado igual o mejor que el juzgador.

La próxima semana continuaremos con la segunda parte de esta entrega, puntualizando las causas de esas resoluciones controvertidas.

ftotrejo@gmail.com