Ahora el problema fue la “feria”, de la Feria

No se puede tapar el sol con un dedo, las relaciones institucionalmente deben ser óptimas a fin de hacer eficiente la administración pública, ejecución de los recursos, implementación de programas.

Y continúan los rounds de sol y sombra, entre el estado y municipio o mejor dicho entre Miguel Márquez Márquez y Bárbara Botello Santibáñez, Gobernador del Estado y Alcaldesa de León, ahora fueron los recursos para la feria estatal león 2014.

Tal parece que ya se convirtió en un problema de carácter personal y trascendió a lo público, a lo político y desde luego, los paganos somos los habitantes de esta ciudad, que al final del camino, resentimos la falta de apoyo del estado.

Ahora resulta, que los recursos que año tras año entrega el Estado al municipio como apoyo para organización de este magno y popular evento, les fueron escatimados y  estuvieron a punto de no llegar o no llegaron, lo que generó nuevamente reclamos por parte de la alcaldesa.

Que si los recursos llegaron tarde o llegarán hasta la edición 2015, no se ha aclarado, lo que es un hecho, es que existió nuevamente fricción por la falta de apoyo económico del estado para esta feria, a la que el Gobernador calificó como la mejor del país.

Se señaló que el  Gobierno de Márquez Márquez, apoyará con  3 millones 800 mil pesos, más gastos de publicidad, que servirán para remodelar el palenque de la Feria, que por cierto fue muy cuestionada la obra y sólo tiene unos años de construido.

Las diferencias, los malos entendidos, la falta de comunicación entre los distintos niveles de gobierno deben evitarse a toda costa, e independientemente del partido de donde provengan, deben trabajar unidos por el bien del estado y de los municipios.

Ya son varias las disputas en el primer año de gobierno de ambos personajes y quien sufre las consecuencias insistimos, es la población, en este caso los leoneses, si continúan  las disputas y diferencias, estas se deben dirimir en otras trincheras y sin  chantajes.

Esta ciudad ha quedado rezagada en gran medida por las distintas confrontaciones entre grupos del propio partido en el gobierno, no son nuevas; los problemas por los que pasó Ricardo Alanís, Vicente Guerrero, Ricardo Sheffield  con sus propios correligionarios en el estado, impidieron un mejor desarrollo para esta nuestra ciudad.

Tal parece que las cosas se repiten, con la diferencia de que la Alcaldesa Bárbara Botello, proviene de un partido político distinto al del Gobernador del Estado, a diferencia de sus antecesores que a pesar de ser del mismo partido, tuvieron broncas y altercados, sólo esperamos que las reacciones no sean mayores y que por el contrario disminuyan.

Ya no se puede gobernar con revanchismos y venganzas, si Miguel Márquez,  regatea apoyo a los leoneses, tarde que temprano le cobraremos la factura, no puede escupir para arriba; en la medida de un crecimiento importante en el estado y en esta ciudad, será su crecimiento político.

Las redes sociales juegan un papel importante en esto de las relaciones entre los distintos niveles de gobierno y lo reclaman por estos medios; el negar  las diferencias por parte de los protagonistas, no es suficiente y no convence a la población.

Prueba de que los enfrentamientos son cada vez más frecuentes, generan declaraciones como las del Rector de la catedral metropolitana de León, José Salomé Lemus, quien señaló que: “las Autoridades Municipales y Estatales, deberían de dejarse de preocupar por ellos mismos y empezar a ver por los ciudadanos”.

El presbítero Salomé Lemus, destacó que las diferencias entre las autoridades, terminan siempre afectando al pueblo y los exhortó a tener un mayor entendimiento y comunicación en favor de la sociedad.  

No se puede tapar el sol con un dedo, las relaciones institucionalmente deben ser óptimas a fin de hacer eficiente la administración pública, ejecución de los recursos, implementación de programas, la coordinación en distintos rubros del quehacer público.

Existen temas torales para la administración pública en cualquiera de sus niveles de gobierno: seguridad, salud, educación, y un largo etcétera, si no hay una excelente coordinación y buenas relaciones, no se puede llegar a buen puerto.

Es momento que se ponga un hasta aquí a estas diferencias, la ciudadanía las percibe, redes sociales, medios de comunicación, los empresarios y ahora la iglesia, dan cuenta de ello y no se puede continuar jalando la cobija.

Por desgracia el tema de grupos y de diferencias permea en todos los niveles, la relación que tenga el Gobernador del Estado con el coordinador de la bancada azul en el Congreso Federal, será determinante también para que en Guanajuato se obtengan recursos federales, el primer año pasó y al parecer no le fue tan mal.

Los problemas hacia el interior de Acción Nacional, que vaya son muchos, también influyen en esto de la asignación de recursos, las grillas entre Cordero, Villarreal, Madero y compañía, no terminan, al parecer van para largo.

Total que esto de las buenas o malas relaciones entre políticos aun del mismo partido, de verdad que es complicado, imagínese siendo de otro partido.

ftotrejo@gmail.com