El Tipo Impreso

El primer impresor en Puebla

Hacia 1631, Pedro de Quiñones era un impresor reconocido en la ciudad de México. Se muestra su estancia y trabajo en la imprenta de Bernardo Calderón por el pie de imprenta de una hoja en doble folio por Cristóbal Sánchez de Guevara donde se lee Mexici, ex officina Bernardi Calderon. Per Petrum de Quiñones, su fecha es del 24 de agosto de 1631. En 1637 ya tenía imprenta propia, el Panegírico de Francisco de Samaniego tiene por pie En México, en la imprenta de Pedro de Quiñones en frente de la Casa Profesa. Año 1637.

Estas informaciones se deben a las investigaciones de Salvador Ugarte, Notas de bibliografía mexicana (1943) citadas con amplitud por Susana López Sánchez y Ana Buriano Castro (1991) y por Manuel Ramos Medina (1992), fuentes a las que se recurrirá con frecuencia, de la misma manera que a la Biblioteca Hispanoamericana Septentrional (1816) de José Mariano Beristáin de Souza, sabio y creativo poblano, deán de la Catedral de México, quien pone a Samaniego con la Oración laudatoria de las virtudes y admirable gobierno del Illmo. Sr. D. Francisco Manso y Zúñiga, arzobispo de México, en 4º, en la Imprenta de Quiñones, pero en 1635.

La vida en la Nueva España era muy difícil, la fluctuación de la economía del Antiguo Régimen podía resultar ruinosa para algunos artesanos urbanos que no contaran con privilegios firmes del patrimonialismo. En 1641, Quiñones otra vez trabajaba en la imprenta de Calderón, a la sazón con la viuda. En un folio doble de Matías de Hoyo Santillana, el pie de imprenta dice Mexici, ex officina Viudae Bernarde Calderon, Anno 1641. Per Petrum de Quiñones.

En 1642 apareció con imprenta en la ciudad de los Ángeles donde confeccionó el Sumario de las indulgencias en efecto él es el primer impresor conocido en Puebla. Hacia 1644 de nueva cuenta trabajaba, en la ciudad de México, para la viuda de Bernardo Calderón, donde permaneció hasta 1699, fecha de su último impreso – Suponiendo que en 1642 haya tenido unos 20 años, para 1700, época en la que pudo haber fallecido habría tenido unos 78 años lo cual mostraría una vida larga–. En 1651 fue alcalde ordinario de la Puebla de los Ángeles.

***

Esta columna está dedicada a presentar conocimientos existentes en torno al libro impreso en la ciudad de Puebla y sus áreas de influencia. Se tocarán aspectos generales de la producción tipográfica nacional e internacional que estén estrechamente vinculados con la producción local. No obstante, de cuando en cuando se tocarán temas de la vida urbana poblana… bueno, las prensas son fenómenos típicamente urbanos.

ftellez.gro@gmail.com