El Tipo Impreso

“Inflación” de indulgencias

Las indulgencias se cuentan por plenarias, las penitencias se cuentan en años y cuarentenas, y las ánimas del Purgatorio se cuentan ánima por ánima.

Las gracias para la Cofradía del Santísimo Sacramento se ordenan en el curso del año litúrgico, las variables son los perdones que se cuentan por años y cuarentenas, las remisiones de los pecados que se cuentan por su totalidad o por alguna proporción (por ejemplo 1/3), las indulgencias que se cuentan por plenarias, las penitencias que se cuentan en años y cuarentenas, y la saca de ánimas del Purgatorio donde se cuenta ánima por ánima.

Con el propósito de dar una idea de las dimensiones de las gracias que podían obtener los miembros de la Cofradía, se proyectó el Sumario de las indulgencias concedidas a los cofrades del Santísimo Sacramento a nuestro año de 2014: pese a la anacronía que implica, resultó fascinante. La base para hacer la proyección fue el Libro de Horas (agradecemos la guía que nos proporcionó Conrado Zepeda sobre esta obra). Hubo que transformar las cuarentenas a años y las fracciones de remisiones de los pecados a remisiones con decimales, así, en total, durante el curso de un año los cofrades devotos podían obtener las gracias.

Más de 2 millones de años de perdón, 105 pecados remitidos, 183 indulgencias plenarias, 23 mil años de penitencia y el rescate de 11 ánimas de Purgatorio. Durante el Adviento, la Cuaresma y la Pascua se podía obtener el 55% de los perdones, el 30% de la remisión de los pecados y el 34% de la indulgencias.

De veras que los poblanos éramos pecadores contumaces… o había “inflación” de indulgencias.