Claves del dinero

Embajadores visitarán Altamira

El fuerte desarrollo que se ha mostrado dentro del sector petroquímico instalado en el sur de Tamaulipas ha llamado la atención del mundo, al grado de que empresas de países como Indonesia, Grecia, Irán, Venezuela, Rusia, Canadá y Portugal, ya pongan a Altamira como prioridad dentro de sus planes de inversión a mediano plazo.

Y es que Altamira tiene muchas bondades, extensión territorial de gran nivel, un puerto, una aduana dando un servicio las 24 horas, conectividad y servicios que complementa con las ciudades hermanas Tampico y Madero.

Por ello, y previendo la oportunidad de crecimiento económico, desde hace algunos meses esta información ha sido llevada a los embajadores de dichos países para exponer las ventajas industriales y competitivas que ofrece la ciudad y puerto del sur de Tamaulipas.

Estas acciones al parecer rendirán frutos durante las próximas semanas, pues ya se espera la visita de embajadores de países como Noruega, Canadá y Portugal, los cuales al asistir a la ciudad han visionado además firmar algunos convenios de colaboración para así aprovechar directamente en Altamira las bondades que ofrecen sus países.

Y es así como vemos como Indonesia y Grecia se interesan en las ventajas competitivas que aquí se ofrecen, pues sus industrias ya generan estudios de mercado y potencial de desarrollo para la instalación de empresas del sector metal mecánico como oportunidad tras la reforma energética.

En cartera, Altamira también ya cuenta con empresas de Rusia e Irán. Asi como una empresa venezolana y otra de origen español, las cuales, dicho por el director de Desarrollo Económico de Altamira, Enrique de Hita, invertirán un monto superior a los 30 millones de dólares, al iniciar 2015.

Un prospecto más es Portugal, de donde hay empresas interesadas en desarrollar algunas terminales portuarias para captar sus exportaciones. Además existen inversionistas iraníes, que están buscando participar en la industria petroquímica y algunos empresarios de la India como Flex Américas, buscando crecer.

Con ello, es por lo que comprendemos como la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ) hoy prevé un crecimiento económico para los próximos 10 años superior a los 25 billones de dólares, tras la aplicación de la reforma energética y el impulso a la petroquímica básica.

Actualmente el sector está creciendo en un promedio del 3 por ciento similar al Producto Interno Bruto (PIB) por lo que esperan que el crecimiento sea superior a dicha cifra y de aterrizarse estas inversiones, dicha cifra se incrementará de forma sorprendente.