Siete puntos

¿Otro pacto?

1. Pasan los días, las semanas, ya más de un mes y los 43 normalistas de Ayotzinapa no aparecen. Es de esperarse que con la captura de José Luis Abarca y su esposa, presuntos autores intelectuales de la desaparición, pronto se tengan elementos para encontrar a los jóvenes.

2. A lo largo de este tiempo, una constante aparece en la opinión pública: la sorpresa por el pésimo manejo de la crisis por parte del presidente Peña Nieto y su equipo. Asombra porque si de algo había dado muestras la actual administración era, precisamente, de su colmillo.

3. El silencio presidencial ha sido tan notable que hasta generó en diferentes medios el rumor de que se pediría su renuncia. La exigencia responde a las clásicas soluciones que tenemos en México para los grandes problemas nacionales. Hay que quitar a quien está a cargo.

4. Pues bien. Quizá para salir al paso de las críticas que lo acusan de pasividad, el presidente Peña Nieto anunció, el pasado lunes, un nuevo pacto contra la violencia y la inseguridad. Convocará a las fuerzas políticas y diferentes organizaciones de la sociedad.

5. En primer lugar, quienes gustan de la historia recuerdan que en agosto del 2008 el entonces presidente Calderón convocó a una iniciativa semejante. El Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad –así se llamó– planteaba 74 acciones puntuales y concretas. No se realizaron.

6. Por otra parte, analistas opositores al régimen sostienen que el reciente Pacto por México, suscrito por los tres principales partidos políticos al inicio de la actual administración se convirtió, en la práctica, en un pacto por la impunidad. Pareciera que PRI, PAN y PRD pactaron para protegerse entre sí.

7. Y hasta integrantes de los tres institutos políticos cuestionaron la bondad de un nuevo acuerdo nacional. Senadores del PAN y del PRD, por ejemplo, aseguraron que en vez de un pacto se requieren acciones concretas que van desde el esclarecimiento de lo sucedido en Iguala, hasta medidas más radicales en contra de la corrupción e impunidad.
Ojalá.

papacomeister@gmail.com