Siete puntos

De la indiferencia a la misericordia

1.“Uno de los desafíos más urgentes sobre los que quiero detenerme en este mensaje es el de la globalización de la indiferencia”, así dice el Papa Francisco en uno de los primeros párrafos de su mensaje para la Cuaresma del 2015, y que lleva por nombre Fortalezcan sus corazones.

2. El próximo miércoles, de Ceniza, inicia la cuaresma -camino hacia la Pascua- de este año, y el énfasis de Francisco en el problema de la indiferencia globalizada nos puede iluminar para estos próximos 40 días. Pero: ¿qué entiende el Papa con esta expresión: globalización de la indiferencia?

3. La globalización -o mundialización- tiene su manifestación más clara en el intercambio de productos comerciales. Escribo este texto en un teclado hecho en China y, al mismo tiempo, hay alguien en Beijing buscando un restaurante mexicano para desayunar machacado con huevo.

4. Pero también el fenómeno globalizador implica un creciente y acelerado intercambio cultural. Costumbres, tradiciones y valores de otros países llegan al nuestro a través de Internet y esa avalancha en la que se han convertido las redes sociales. El lenguaje es otro rápido transmisor cultural.

5. De ahí, reflexiona el Papa, que la indiferencia pueda ser globalizada, sobre todo para quienes vivimos bombardeados por noticias trágicas a las que nos acostumbramos. ¿Nos sorprendemos cuando leemos que, de acuerdo a la FAO, mueren de hambre, al día, poco más de 50,000 personas?

6. Preocupados por nuestro bienestar personal, cuando mucho familiar, cerramos nuestros oídos a las preguntas que Dios hizo a Adán: ¿Dónde estás?, y a Caín: ¿Dónde está tu hermano?, preguntas que nos sigue haciendo Dios. ¿Dónde estamos cuando se necesita participar?

7. ¿Dónde están nuestros hermanos, los despreciados, descartados, desechables, marginados? Que en esta Cuaresma que iniciamos el próximo miércoles pasemos de la indiferencia a la sensibilidad, a la compasión, que nos lleven a preocuparnos por nuestros semejantes, a la globalización de la misericordia.

 

papacomeister@gmail.com