Siete puntos

Fidel

1. Pocos personajes en la historia reciente de la humanidad tan controvertidos como Fidel Castro. Adorado por sus seguidores, y vilipendiado por sus enemigos, ha muerto dejando el mismo rastro de confrontación entre quienes lo alabaron y lo criticaron. Lo mismo al interior de Cuba que en el extranjero, la polarización sobre su legado es enorme y en esta semana abundan las crónicas y testimonios que se refieren tanto a sus aciertos como a sus atrocidades. Ave de tempestades durante su vida, lo es ahora en su muerte.

2. Para sus detractores, Fidel encarna la imagen del dictador por excelencia. Se le tacha de asesino, de homofóbico al perseguir a homosexuales, de vulnerar los derechos humanos de los cubanos, de entregar la Isla a la antigua Unión Soviética, de exportar sus métodos revolucionarios a países de África y América Latina, de enriquecerse de manera ilegítima él y su familia –la revista Forbes sostiene que deja una herencia de 900 millones de dólares–, de mantener a Cuba en el ostracismo y en las permanentes carencias.

3. Pero sus seguidores ven la otra cara de la moneda, pues durante la larga gestión de Fidel en Cuba se dio la desaparición absoluta del analfabetismo y enfermedades como la amibiasis; la ausencia total de personas en extrema pobreza; el crecimiento innegable en medicina y ciencias del deporte; el incremento en los niveles académicos de toda la población; la asistencia sanitaria garantizada sin distingos; la exportación de médicos y maestros a países del Tercer Mundo; el aporte universal en los terrenos de la música, la danza y la literatura, etcétera.

4. Más allá de esta doble posición frente al mayor de los Castro, creo que es necesario reconocer su impacto no sólo en Cuba y América Latina, sino en el mundo entero. Encarnó los sueños que albergaron millones de personas, al tratar de establecer en Cuba un esquema social diferente al que los EUA querían imponer en todos los continentes. Pretendió establecer un socialismo tropical que, sin despreciar los postulados de sus fundadores, pudiera adaptarse a la realidad latinoamericana. Fue ejemplo a seguir para muchos gobernantes.

5. Sin embargo, desde hace muchos años, el personaje Fidel me planteó las siguientes preguntas: ¿Era necesario que la revolución cubana mantuviera sus innegables éxitos a costa de no permitir las clásicas libertades democráticas? ¿Era el bloqueo norteamericano el único responsable de las carencias en la Isla? ¿Por qué privilegiar tanto a los funcionarios del gobierno? ¿En dónde quedó el famoso hombre nuevo –carente de egoísmo, altruista, generoso, ilustrado, capaz de dar la vida por los demás– que la revolución iba a construir?

6. Quizá estudiosos del fenómeno cubano responderán a estas interrogantes en el futuro. Por lo pronto, y ante lo que se avecina con el nuevo presidente norteamericano, es necesario resaltar la dignidad de Fidel que defendió hasta la muerte a su nación frente al gigante del norte. Hoy, en que se confunde con mucha facilidad la colaboración con el colaboracionismo, y en que se identifica al comercio con la sumisión, nuestros gobernantes mexicanos deberían plantearse un nuevo tipo de relación frente a los EUA: digna, respetuosa, independiente.

7. Cierre ciclónico. El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y los siete integrantes del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación recibirán de aguinaldo 586 mil 404 pesos. El presidente del INEGI 420 mil. Los diputados federales incorporarán a sus arcas 357 mil por el mismo concepto, más 361 mil de bono navideño, lo que hace un total de 738 mil pesos en estas fechas navideñas. ¿Se lo merecen? ¿Quién se los autoriza? ¿En qué se basan para asignarse esa cantidad? Usted: ¿Cuánto recibirá?

papacomeister@gmail.com