Siete puntos

7 enseñanzas del domingo 7

Quedó claro que el electorado nuevoleonés no tiene miedo. De nada sirvieron las amenazadoras advertencias de que "El Bronco" era un peligro para México. 

1. Una primera enseñanza que nos deja lo sucedido el pasado domingo, ya anticipada meses atrás, es el hartazgo que la población siente hacia los partidos políticos. El hastío, provocado por una creciente distancia entre esos institutos y la gente a quienes dicen representar, hizo que la votación por el candidato independiente a la gubernatura superara, con mucho, las expectativas. Más allá de su carisma y de la habilidad con la que desarrolló su campaña, el voto de castigo se hizo presente. Ojalá lo entiendan los partidos.

2. Aunque se ha calificado al pasado domingo como una fecha histórica en la vida política del Estado, un parteaguas en el desarrollo de nuestra democracia, una fiesta democrática, en realidad la participación no fue tan copiosa. Es cierto que se supera el promedio nacional, de apenas 47%, pero con muy poco: el 58%. Datos semejantes se arrojaron en la última elección, por lo que el avance no es tan significativo. La abstención sigue, terca, como un problema clave en la construcción de nuestra democracia.

3. Tercera enseñanza: la democracia sale muy cara. Las elecciones en nuestro país costaron 37 mil millones de pesos, y es probable que en 2018 se gasten 50 mil millones. Esto en dinero que, se supone, es legal, o sea, en financiamientos otorgados por el INE. Es un secreto a voces que candidat@s y partidos gastan más, ya con apoyos privados, ya con respaldos de los propios gobiernos, estatal y municipales. Es necesario detener esta atrocidad, y atender a necesidades más urgentes, como el combate a la pobreza y la generación de empleo.

4. En relación con la anterior, tenemos una cuarta enseñanza: la presencia de candidaturas independientes tiene que modificar los financiamientos electorales. Aunque en este proceso se les haya dado muy poco dinero a l@s candidat@s independientes: ¿qué pasará cuando, una vez abierta la posibilidad, en las próximas elecciones se registren más —¿much@s?— independientes? Además de todo el dinero que ya se da a los partidos políticos: ¿cuánto se les dará a ell@s? Por menores que sean las cantidades, continuamos gastando y gastando.

5. En quinto lugar aparece lo sucedido en San Pedro. El municipio con el nivel económico más alto del Estado, y que tradicionalmente había votado por el PAN, se fue de manera masiva a favor del candidato independiente a la gubernatura. Llama la atención porque, aunque semejante a Fox en las botas y el carácter frontal, Jaime Rodríguez Calderón dista mucho de tener la prosapia y la alcurnia que tanto gusta a la gente sampetrina. El ex presidente fue empresario, mientras que el futuro gobernador es gente de campo. Aun así, no importó.

6. La sexta enseñanza tiene que ver con las mujeres. Cuando el PRI postuló a su candidata, todos entendimos que había sido designada para contender con la segura, segurísima candidata del PAN. No fue así, y lo que se perfilaba como una cerrada batalla entre dos damas, terminó con la sonora derrota de la única que pudo contender. Sólo cuatro municipios, de los 51 en el Estado, estarán gobernados por mujeres, y en el Congreso no alcanzaron ni siquiera la mitad de los escaños. Iba a ser una elección con aroma de mujer. No resultó.

7. Por último, el pasado domingo 7 de junio quedó claro que el electorado nuevoleonés no tiene miedo. De nada sirvieron las amenazadoras advertencias de que El Bronco era un peligro para México —al más puro estilo AMLO—, ni la insistencia en recordar su pasado priista. Casi la mitad del electorado optó por el castigo al partido en el poder y por la esperanza en otro tipo de hacer política. Ojalá y esta valentía vaya acompañada de una participación permanente, crítica, y que no se reduzca sólo al día de las elecciones.

papacomeister@gmail.com