Invitado

Juventud emprendedora

El emprendimiento es una filosofía de vida que permite a las personas ser capaces de vencer retos y tener éxito en lo que se propongan. Un joven emprendedor es una persona positiva, creativa, proactiva y productiva que con pasión propone e implementa soluciones innovadoras que generan valor social y económico para su comunidad y país. Un joven emprendedor con sentido humano no exige al gobierno o a la sociedad que le resuelva sus problemas, sino construye alternativas para resolver sus propias necesidades y las de su comunidad. En pocas palabras, el emprendedor no pide sino produce y comparte con los demás.

En las Escrituras se menciona que “muchos son los llamados y pocos los elegidos”. Paralelamente, muchos son los jóvenes a los que se les invita a emprender y pocos son aquellos que eligen aprovechar las muchas oportunidades que existen para emprender. Observo que hay tres tipos de jóvenes: los que no les interesa emprender, los que son emprendedores y los que no saben que son emprendedores. A éstos últimos les ayudaría mucho participar en eventos que los lleven a descubrir sus capacidades y talentos en esta área.

Una de las opciones que tiene un emprendedor es ser empresario. Un joven emprendedor, con el interés y la capacidad de incubar un negocio, se delata con la expresión de su cara al presentarle una oportunidad de negocio. Sus ojos reflejan la emoción similar a la de un niño que recibe juguetes de Santa Claus. Este tipo de joven sacrifica comodidades y sale de su estado de confort para alcanzar sus metas y sueños.

Actualmente, las universidades con mayor prestigio en el mundo están orientando sus programas de estudio hacia el desarrollo de la capacidad emprendedora en sus alumnos.

Por ejemplo, el Tecnológico de Monterrey se ha distinguido a nivel internacional por ser una de las primeras universidades que ha ofrecido programas que explícitamente desarrollan el espíritu emprendedor como parte fundamental en la formación de sus estudiantes.

Las incubadoras de empresas, los parques tecnológicos y las oficinas de transferencia de tecnología de los campus de dicho instituto han contribuido sustancialmente a que sus estudiantes cuenten con el apoyo suficiente para incubar sus propias empresas antes o inmediatamente después de su titulación.