Acentos

Fotografía y Transformación de Conflictos

Actualmente vivimos en una sociedad donde predomina la violencia en sus múltiples aspectos, marcada por desigualdades, las guerras, el hambre y grandes diferencias que existen en diversas zonas de nuestro país y del mundo.
De esta forma, se hace más latente la necesidad de concientizar la armonía como una herramienta de paz, es por eso que a través de la fotografía se busca construir un puente para mostrar la esencia y la fragilidad del ser humano, como ente de transformación de conflictos y trabajando para lograr la paz.
La fotografía es una herramienta esencial que permite dar una mirada a otras culturas en el mundo en situación de conflicto, captando diferentes rostros, transmitiendo emociones como la compasión, el amor, la angustia y la esperanza para sensibilizar al ser humano despertando valores como la humildad, el respeto, la solidaridad, toma de conciencia, fortaleza y la dignidad.
En mi jornada por más de treinta países en cinco continentes del mundo, trabajando con la resolución de conflictos, los derechos humanos y la paz en organizaciones como la ONU, UNWOMEN, ONG´s, Gobierno, sociedad civil entre otros, he constatado, que el espíritu humano es el mismo en cada rincón del planeta. Que todos somos legítimamente igual en esencia, dignidad y derechos; con valores arraigados, compartiendo la esperanza de un mundo mejor. He aprendido que no importa el idioma, la cultura, el color, la religión, el estatus social, el sexo o las preferencias, todos hablamos el mismo idioma de la esperanza, del amor, la caridad y la fraternidad entrelazados en la búsqueda de la paz.
La fotografía pretender embalsamar el tiempo, intentando sustraer recuerdos, recogiendo sueños y tormentos vividos que expresen una conducta testimonial de las personas retratadas. Pretende sensibilizar, llevar a la reflexión y lograr una toma de consciencia que parte desde nuestra individualidad como seres humanos y pretender que sea un factor de cambio para modificar nuestro entorno, transformando el conflicto.
Se han cruzado fronteras permitiendo flexibilidad y capacidad de resiliencia ante los conflictos, y a través de retratos, se ha mostrado como se pueden comprender los mismos de manera más profunda y ampliar las vías a su transformación y resolución.También se reitera la idea sobre el poder emotivo que tiene la naturaleza del arte para transmitir el sufrimiento y la tragedia, pero que ayuda a crear un deseo para terminar los conflictos y trabajar por la paz.
La representación fotográfica configura un carácter multicultural que pretende trascender los contornos de la placidez para instalarse en el cuestionamiento y en la tensión de la estética de los rostros que han o atraviesan conflictos en distintos rincones del planeta.


yanez_flor@hotmail.com