Acentos

Depresión y felicidad. Segunda parte

Como mencionábamos en la colaboración pasada, la depresión es la segunda causa de incapacidad en el mundo yaún cuando el PIB de los países aumenta, así como el poder adquisitivo, nivel educativo, equidad de género, observancia y respeto a derechos humanos, el nivel de depresión y suicidios no se refleja a la baja. Ello da lugar a que cuestionemos, qué es lo que brinda realmente felicidad a los seres humanos y cómo puede ello ayudar a su desarrollo integral.
El ‘Índice para una Vida Mejor’de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) evalúa el bienestar y calidad de vida de la población que conforman los 34 países miembros, como  México, Reino Unido, España y Grecia, pidiéndoles a su población, que califiquen la  satisfacción general ante la vida en una escala del 0 al 10 con distintos indicadores.En México, el resultado referente a ingresos fue: 0.6; educación 0.7; seguridad 0; empleo 3.9; comunidad 1.2; balance vida-trabajo 3.0 y satisfacción (midiendo la felicidad) 8.5. Aunque el resultado general en otros países fue mayor, el nuestro, superó el promedio de felicidad de la OCED del 80%.
Frecuentemente se vincula la felicidad con poder adquisitivo, esta asociación se refleja en algunos países que atraviesan crisis económicas, por ejemplo Grecia y España, donde los niveles de felicidad han disminuido drásticamente entre 2007 y 2012.
Al estar certificada en Felicidad, Esperanza y Optimismo por la organización ‘Acción para la Felicidad’ trataré de dar una aproximación conceptual respecto a esta asociación de valores y calidad de vida,pues considero que estas emociones en efecto tiene implicaciones materiales cuantificables que de no atenderse pueden provocar una crisis o descontento social, y por ende, un problema público.
El ‘Instituto de Educación y Psicología Infantil’ con sede en el Reino Unido,da las bases para enseñar a otros a ser felices.El gobierno Británico ha tomado las medidas correspondientes, incorporando en sus sistema educativo, cátedras sobre felicidad para las nuevas generaciones, lo cual resulta más económico que invertir fuertes sumas al Servicio Nacional de Salud.Aunque la mayoría de los países europeos tienen mejor calidad de vida adquisitiva, menos racismo, y una mejordemocracia, existe actualmente una epidemia de depresión que se presenta desde más temprana edad, afectando al menos 10% de la población infantil, según la fundación ‘Mental HealtFoundation’ del Reino Unido.
ShimonEdelman, autor del libro ‘La Búsqueda de la Felicidad: Lo que la Neurociencia puede enseñarnos acerca de una buena vida’, expresa que una de las mayores preocupaciones del ser humano después de las necesidades básicas es alcanzar la felicidad, y enseña que aprender de las experiencias pasadas, puede ayudar a una persona a enfrentar su futuro. Asimismo RuutVeenhovenexplica que los términos ‘calidad de vida’ y ‘felicidad’ no son lo mismo y se confunden fácilmente, pues el primera sugiere que la vida es buena en economía, salud, educación, de modo que una vida buena ‘debería’ ser una vida feliz; mientras que el segundo es la apreciación completa de la vida en su conjunto.
Pero ¿qué nos hace feliz?;Organizacionescomo ‘Acción para la Felicidad’, nos enseña que el dinero, juventud, inteligencia o grados académicos no son la respuesta y que el primer paso para un genuino bienestar, son las relaciones en la vida, conexión familiar, amigos, así como formar parte de un núcleo social. Igualmente Leo Bormans recopila la sabiduría de 100 autores sobre felicidad  y comparte 12 secretos para ser feliz, que trascienden al dinero y el PIB; estos son::acepta y agradece lo que tienes, disfruta lo que haces, vive el presente, elige ser feliz, relaciónate con otras personas, mantente ocupado, no te compares con otros, sé tu mismo, deja de preocuparte, sémás organizado, piensa positivo y valora la felicidad.


yanez_flor@hotmail.com