Dobleces

Homofobia

Pues ya lo dijo el presidente y a ver ahora quién se raja. Veremos ahora cuáles serán los argumentos de los diputados mexiquenses para seguirse oponiendo. En el marco de la conmemoración del Día Nacional contra la Homofobia, el paisano que trabaja de presidente de la República hizo un anuncio que seguramente desagradará a muchos.

Dijo que envió una iniciativa de reformas al artículo cuarto constitucional por medio del cual se garantiza la posibilidad de que puedan celebrarse matrimonios con independencia del sexo de las personas, en consonancia con los criterios que aprobó recientemente la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El mandatario de la nación se reunió con representantes de diversas organizaciones que enarbolan la agenda de la comunidad Lésbico, gay, transexual, bisexual e intersexual y ante ellos anunció la revisión del Código Civil Federal mediante el cual se eliminarán todas aquellas disposiciones que aún contengan contenidos discriminatorios.

Es increíble que a estas alturas del siglo XXI prevalezcan en nuestro país acciones y actitudes homofóbicas, crímenes de odio contra la comunidad LGBTI, discriminación laboral, médica o escolar.

Por eso es importante el anuncio de Peña Nieto, que no se quedó en eso, fue más allá al asumir el compromiso de su gobierno para emprender una campaña nacional contra la homofobia para inhibir estas prácticas que van en contra de los derechos de las personas.

Bueno, pues ahora estaremos atentos a lo que digan nuestros diputados. Literalmente les ha caído una losa encima, que se agrega a la solicitud de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y a la petición de Derechos Humanos.

Por si fuera poco, tienen en la congeladora, literalmente, una iniciativa enviada ex profeso por el gobernador Eruviel Ávila Villegas. Los integrantes de la anterior legislatura le dieron la vuelta al tema y dejaron la "papa caliente" en manos de sus sucesores, que ahora tendrán que bailar con la hija del señor, aunque no les guste, como dicen en mi pueblo.

Esto implicará al mismo tiempo un cambio de actitud en la sociedad mexicana. Tenemos que trabajar en conjunto para que haya más libertad, pero sobre todo más tolerancia. Salir del oscurantismo sotanero y permitir que cada quien viva como mejor le acomode.

Esperemos que los legisladores federales no le hagan el vacío a esta propuesta del presidente Peña Nieto y que se haga realidad, para que en breve México respire nuevos aires en este tema y que también se apruebe la iniciativa para portar 28 gramos de mariguana, en el caso de quienes la consumen. Dos temas que hasta hace poco tiempo eran tabú en México, ahora están a punto de ser una realidad.