Dobleces

CONEVAL

La medición de la pobreza se ha convertido en un dolor de cabeza para el gobierno federal, pero también para los gobernadores de los estados. El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social es el órgano que se encarga de hacer las mediciones, de acuerdo a una muy rigurosa normativa.

En julio del año pasado dio a conocer los resultados de las encuestas que aplicó y que miden las condiciones en las que viven los mexicanos, abarcando el periodo 2012-2014. Las cifras fueron espeluznantes, dramáticas.

Según el CONEVAL, en ese periodo el porcentaje de población en pobreza subió de 45.5 a 46.2 por ciento.

El porcentaje de pobreza extrema bajó de 9.8 a 9.5 por ciento. La población en pobreza aumentó de 53.3 a 55.3 millones de personas; la pobreza extrema se redujo de 11.5 a 11.4 millones de personas.

También reveló que el número de carencias promedio de la población en pobreza se redujo entre 2012 y 2014 de 2.4 a 2.3. Las carencias promedio de la pobreza extrema bajaron de 3.7 a 3.6.

El porcentaje de la población rural en pobreza pasó de 61.6 a 61.1 por ciento y en el caso de la población urbana la pobreza pasó de 40.6 a 41.7 por ciento.

En 24 entidades federativas se observó una reducción en el porcentaje de pobreza o de pobreza extrema. En 8 entidades aumentó el porcentaje de la pobreza y la pobreza extrema.

Tanto la reducción del ingreso por hogar entre 2012 y 2014 como la dinámica demográfica fueron factores en el incremento de la pobreza en este periodo.

La información presentada por el CONEVAL fue resultado de la estimación de la pobreza y sus componentes a nivel nacional y para cada entidad federativa correspondiente a 2014.

La medición de la pobreza a nivel municipal, de acuerdo con los plazos señalados por la Ley General de Desarrollo Social, se estima cada cinco años, por lo que la siguiente medición de este tipo se realizará con base en la información de 2015 y se dará a conocer en 2016.

Además, este año el CONEVAL levantará nuevamente las encuestas para conocer la evolución de la pobreza en el país, en cada entidad y en todos los municipios.

A eso se debe que el secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade Kuribreña, realice frecuentes visitas a la entidad mexiquense, la más poblada de todo el país y con algunas zonas donde se concentra la pobreza no solo rural, sino también la urbana, que es, quizás, la que más lástima y ofende.

Sin embargo, vale la pena acotar que las cifras ofrecidas por el CONEVAL no concuerdan con las mediciones de pobreza de la ONU; para ellos, México no tiene tantas personas en pobreza extrema, pero ese es motivo de otro comentario posterior.