Pixeles

Santaclós en un 'click'


Hoy es ese día en el que si no has comprado tus regalos de Navidad estás en problemas. Prácticamente no hay forma de que escapes de estar en un embotellamiento, no en en una calle o avenida, sino en un estacionamiento, porque ir a un centro comercial se convierte en la verdadera Nightmare Before Christmas, con cientos de personas tratando de llevarse desde un regalito chiquito —el clásico “detallito” — hasta ese que en la cena dirán “lo tenía desde hace meses guardado”.

Y es que, aunque seas un ser digital, hoy 23 de diciembre ya es un poco tarde incluso para pedir algo en línea, pues ayer fue el último en que la mayoría de las tiendas online te garantizaban la entrega antes de Navidad.

El punto de esto es que este año es la primera vez que yo, por falta de tiempo, no fui a un centro comercial por los regalos y decidí hacer todo en línea. Luego de mucho tiempo de comprar por internet, esta vez no solo pedí electrónicos y juguetes, sino ropa, zapatos y hasta la cena de Navidad la ordené vía una app.

La experiencia fue la más fácil, ordenada y sin gente —para mi lo más importante— que he tenido en toda mí historia de compras navideñas de pánico, y es que, a pesar de que la histeria de compras también llega a la red con artículos que se agotan en minutos o tallas que ya no encuentras, la comodidad de poder escoger y pedir en un par de clicks un artículo es algo que, aunque no lo crean, millones de mexicanos  aún no prueban.

El punto de hablar de esto es porque no haber estado estas fechas en un centro comercial ni para envolver los regalos me hizo revisar las cifras de comercio electrónico en nuestro país y, según el último informe de Amipci, los artículos que más se vendieron online en 2015 fueron “ropa y accesorios, descargas digitales y boletos para eventos. La categoría más importante de gasto fue computación y muebles”.

La verdad es que no me esperaba que realmente alguien comprará muebles por internet, es decir, las computadoras y gadgets en general tiene su lógica, pues quienes los compran en línea no tiene miedo a poner su tarjeta y pagar, pero no quien está buscando ese futón o la sala, al menos eso pensaba.

Pero a pesar de que las compras en línea han crecido en México, este mismo informe asegura que la principal  preocupación acerca de la seguridad “es la razón para no permitir guardar información en tiendas online.”

El miedo al robo digital, a la clonación, a los fraudes en línea, sigue siendo la principal barrera para que este sector crezca. Después de tantos hackeos internacionales que se dieron a conocer este año, seamos realistas: salir con el dinero en la bolsa a un centro comercial en estas fechas podría ser más peligroso ¿no creen’?

Amazon México recientemente habilitó el servicio de entregar el pedido el mismo día (incluyendo fines de semana y días festivos). Para poder elegir el servicio debe comprar antes de las 11 de la mañana  y será entregado antes de las 9 PM el mismo día.

Ese tipo de servicios, así como recogerlos en algún lugar físico o tener recomendaciones personalizadas como artículos que no rebasen un cierto monto, son los detalles que hacen de las compras en línea una gran opción para aquellos que a veces, por nuestro ritmo de vida, no podemos darnos ni un respiro para comer y pedimos Uber eats, pero no es malo ni triste, es parte de un ser digital que justamente ha visto cómo las empresas evolucionan sus servicios para satisfacer estas nuevas necesidades.

Insisto, ya es tarde para pedir que tus regalos con todo y envoltura (sí, así se pueden pedir ya) lleguen a tu casa para Navidad, pero a pesar de eso las ofertas y productos llegarán al otro día o el lunes, y si no eres tan quisquilloso con que sea el mero día cuando se entregue el regalo, no tengas miedo, compra en línea, haz una transacción, y espera a que llegue; créeme que pensarás dos veces la próxima vez que quieras ir al centro comercial por algo.

Nos leemos el próximo año y que pasen una feliz Navidad.

fernando.santillanes@milenio.com
Twitter: @santillanes