Pixeles

La nueva Pro

Para los conocedores de video y la fotografía, los profesionales de la edición, los cineastas y artistas gráficos, las Mac han sido siempre su máquina de trabajo.

Apple se convirtió durante mucho tiempo en una marca que, tal vez por costo o por su sistema operativo, se quedaba en un cierto nicho del círculo rojo de las nuevas artes y que se alejaba de la mayoría, pero hoy en día todo eso ha cambiado.

La democratización de la tecnología no es solo por una baja de costos en ciertos equipos, sino también por la facilidad de uso de los softwares que han permitido que muchos autodidactas se conviertan en grandes profesionales en función de su talento.

La nueva Macbook Pro ha sido criticada por lo que para algunos es un pecado, como dejar el límite de memoria RAM en 16 gb y un costo, que si bien es alto, lo cierto es que se justifica por la arquitectura de la máquina, que incluye los cuatro puertos de video y carga en un solo conector a una velocidad de hasta 40 Gbps, dos veces más rápida que la de Thunderbolt 2, que permite conectar simultáneamente dos monitores 5K y dos sistemas RAID a una MacBook Pro de 15 pulgadas.

Además de los procesadores i7 que junto con dos tarjetas gráficas logran una edición en 4K fluida.

La pantalla cuenta  con retroiluminación LED más brillante y un mayor contraste, que se traducen en colores negros más intensos y consume menos energía que las generaciones anteriores.

Según Apple, esta es la primera “notebook Mac con una amplia gama de colores, cuyos verdes y rojos son mucho más vibrantes. En resumen, una pantalla en la que las imágenes tienen detalles precisos y se ven más reales que nunca”.

Suena a mera publicidad, pero nuestra reseña demostró que las imágenes de video y fotos llegan a tener una especie de upgrade que sí logran dar una mejora en calidad, incluso en señales de streaming como YouTube o Netflix.

Todo esto significa que está Macbook si es Pro, a pesar de lo que se diga, y que esas supuestas limitantes realmente se complementan con otras características que la hacen una gran computadora.

La touchbar, esa nueva interfaz que eliminas las teclas de función es ahora algo con una cierta utilidad que será más explotada gracias a los desarrolladores que, créanme, están haciendo grandes proyectos para que esa pantalla extra Touch cambie la forma en que se interactúa con las apps.

La nueva Macbook Pro es una buena opción para hacer grandes proyectos y si bien hay muchas opciones en el mercado, Apple no se ha dejado intimidar y seguramente logrará pronto enamorar a nuevos consumidores y convencer a los de antaño.

fernando.santillanes@milenio.com
Twitter: @santillanes