Pixeles

Haciendo tu casa inteligente

Desde hace años pensamos en el internet de las cosas (IoT) como algo medio intangible, alejado o que difícilmente podemos tener. Y es que aunque hay muchos gadgets que se conectan a internet, hay instrumentos que antes no pensaríamos que necesitarían conexión, como un refrigerador, una cerradura o un timbre; a éstos lo que los hace verdaderamente inteligentes es cuando logran hablar, crear un ecosistema y darle un beneficio al usuario de forma prácticamente autónoma.

Para que esto suceda, algo fundamental son las redes bajo las que estos gadgets se conectarán y ayer América Móvil dio un buen paso para lograr acercar al consumidor mexicano al IoT.

Primero con el anuncio de la llegada de la red 4.5G para finales de este año, y el plan de implementar la red 5G para 2020, que, aunque está aún en una etapa muy temprana en todos los países, sin duda el que esta empresa ya comience a crear el escenario fundamental para cuando sea un estándar nos pone un poco más a la vanguardia tecnológica en mundo. 

La red 4.5G y 5G permite que, entre muchas otras cosas, exista menos latencia entre las comunicaciones y por ende los dispositivos reaccionen de forma más inmediata. Por ejemplo, los vehículos autónomos que no simplemente se manejen solos sino que tengan la capacidad de hablar con las señales de tránsito, con otros autos, con paradas de transporte público o hasta con cámaras de seguridad, para lo cual necesitan de una red móvil 5G para poder llegar a tener esta autonomía  y crear ciudades inteligentes.

De ahí la importancia de que vayamos avanzando poco a poco hacia estas redes que, como dijo la empresa de Carlos Slim al presentarlas, “abren paso al desarrollo y comercialización de productos y soluciones inteligentes que brindarán mayor seguridad, comodidad y productividad”.

Y es que imaginen esto: se calcula que para 2022 habrá 29 mil millones de dispositivos conectados a internet a escala mundial, de los cuales 18 mil millones estarán asociados al IoT. Gadgets que bajo las redes actuales son aún un sueño, que pueden llevar a cabo las tareas necesarias que se presentan en esos videos de las grandes compañías que vislumbran el futuro de la tecnología.

Ahora, todo esto también representa un nuevo dilema para el consumidor final, que al menos en estas primeras etapas tendrá que ir construyendo su hogar inteligente eligiendo una empresa que le dé la infraestructura para tenerla, como es hoy tener un teléfono con una compañía celular.

Me refiero a que en el futuro inmediato la marca Claro, por ejemplo, empezará a comercializar algunos accesorios para hacer tu casa inteligente, que si bien serán compatibles de alguna forma con interfaces como Homekit, de Apple, funcionarán mejor con la app nativa de Claro, la red 4.5G de América Móvil  y, en resumen, poco a poco tal vez tengamos que decidir si nuestro hogar es Telcel o AT&T, Sony o Samsung, y así dependiendo del ecosistema de la marca que mejor nos convenga. Ojo, no es en sí el IoT, es parte de la evolución tecnológica de nuestro mundo, que mientras para algunos apenas están descubriendo la red 4G y otros, en lugares remotos, sueñan siquiera con tener señal para hacer una llamada; esto es para el avance tecnológico y América Móvil está yendo hacia ese futuro que eventualmente todo queremos.

fernando.santillanes@milenio.com

Twitter: @santillanes