Pixeles

Ya es el futuro

La próxima semana será 21 de octubre de 2015, una fecha que para los que somos geeks representa algo similar a la Navidad o al día de Acción de Gracias, y es que es la fecha en la que Marty McFly llega al futuro.

Contexto rápido. Volver al futuro, la trilogía de viajes en el tiempo más exitosa de la historia del cine, sitúa su segunda parte en el futuro; uno que para ellos, en 1985, es 2015 y la película filmada en 1989, plantea avances tecnológicos que, por extraño que parezca, sí llegaron en una u otra forma este año.

Así que el personaje principal, Marty, llega a Hill Valley, California, en un auto volador (eso si no llegó) y de inmediato se pone una chamarra y unos tenis Nike que, sin duda, parecen inteligentes, automáticos y que son parte de la ola wearable que sí estamos viviendo en este 2015.

Cuando Marty entra al Café 80's pide una Pepsi Perfect (la marca ya anunció que la próxima semana pondrá a la venta una edición especial llamada así) y es atendido por versiones a la Max Headroom de Michael Jackson, Ronald Reagan y Ruhollah Khomeini, que no son otra cosa que asistentes inteligentes al estilo de lo que hoy podríamos identificar como Siri o Cortana, que hacen de meseros de pixeles. Además McFly no paga por el refresco; tal vez tenía un sistema de pago NFC o algo por el estilo para pagar automáticamente, como hoy en día se puede hacer.

El holograma de Tiburón 19 no es algo que hoy en día veamos en los cines, pero la tendencia a películas 3D es algo que cada Blockbuster explota y, con Hololens de Microsoft, hoy en día estamos más cerca de interactuar con hologramas, tal y como imaginó Robert Zemeckis sería en 2015.

Si bien el fax definitivamente no lo logró para este año, como planteaba la película, la idea de que los mensajes escritos serían la manera más común de comunicarse sí es algo que hacemos todos los días; lo único en lo que erró Volver al futuro II es el medio y el formato.

En la película, Marty McFly recibe una videollamada de su jefe en una pantalla que también sirve de proyector de arte digital para decorar la casa. Nada más común hoy en día que tu Smart Tv sea un cuadro viviente con fotografías y cuadros que elegimos como screensaver, y hacer videollamadas es de lo más normal gracias a servicios como Skype, Facetime y otros más.

Cuando la Jennifer joven, y futura señora de Marty, es llevada a su casa por la policía, abre la puerta mediante su huella digital, sin llaves. Hoy en día hay un sinfín de dispositivos que nos permiten, mediante identificación biométrica, acceder a ellos, incluyendo cerraduras inteligentes que tal vez no usan huella digital de nuestras manos, pero sí esa otra que llevamos: nuestro smartphone.

Cuando está la familia McFly sentada en la cocina lista para comer pizza, es re-hidratada en vez de calentada, esto tal vez no llegó, pero los hijos adolescentes de Marty reciben llamadas en unos lentes inteligentes que sirven de centro de entretenimiento y medio de comunicación. Tal vez Google Glass no lo ha logrado a ese nivel, pero cualquier celular cumple exactamente con esa función y más.

Para terminar, cuando es arrestado el malo de la película en 2015, Griff, un dron del USA Today se acerca, toma la fotografía y cambia la portada del periódico en una pantalla. Sin duda los drones hoy en día están de moda y, aunque no toman fotografías solos, internet sí nos da esa posibilidad que vio Zemeckis en 1989, de la inmediatez de la noticia gracias a la tecnología.

Volver al futuro II era el futuro que hoy es nuestro presente y es una gran fortuna para millones de geeks que podemos decir con mucho orgullo que ¡vivimos en futuro!


fernando.santillanes@milenio.com
Twitter: @santillanes