Pixeles

Que la fuerza te acompañe

Los fans de Star Wars son más que simples seguidores de una saga, de unas películas, de un universo. Son de verdad un estilo de vida que cuando estás en un evento como Star Wars Celebration, te hace darte cuenta que si pensabas que eras un fan estabas equivocado; en el mejor de los casos eres un simple seguidor, alguien que ha visto las películas, pero no un starwarmaniaco.

Aquí en Anaheim, California, la fuerza se sintió desde la noche del miércoles, cuando cientos de personas empezaron  a formarse para ser de los afortunados en estar en el mismo auditorio que JJ Abrams, junto a los nuevos actores del Episodio VII y los viejos y clásicos como Mark Hamill (Luke Skywalker).

A las 5 de la mañana había ya mil 500 personas en la fila, y de repente un ejército de repartidores de pizza entro como si fueran Storm Troopers para entregar el regalo de JJ Abrams, para todos los que su fascinación por la Guerra de las Galaxias los había hecho venir desde lugares tan lejanos como Irlanda, África o Japón, con la única intención de ser parte del universo de los Jedis.

El negocio de este tipo de eventos es impresionante, pues además de la memorabilia, juguetes originales de los 70 y 80, ropa, disfraces  y piezas de colección, los autógrafos de los actores son el bien más codiciado.

Mark Hamill, Luke, fue el más solicitado. Para la 1:00 de la tarde  la fila estaba lista para los que tenían del número 6 mil 500 al 7 mil. Cada boleto, que costaba 150 dólares, te daba la oportunidad de tener una firma de Luke, pero sin fotos o video. Esa es la fuerza… de la mercadotecnia.

Mientras que actores menos conocidos que estuvieron detrás de máscaras o maquillaje en alguna de las películas de la saga, cobraban desde 10 hasta 35 dólares por un autógrafo, foto y hasta abrazo.

La comunidad de la Guerra de las Galaxias es tan fuerte que es la primera convención en la que no había una sola persona que no tuviera una camiseta, gorra, tatuaje, disfraz o pulseras  y relojes con motivos del universo creado por George Lucas.

Incluso algunos superaron a los que se disfrazan como un Jedi, y se personifican como el mismísimo Lucas. El George genérico ni siquiera nos dijo su nombre, él simplemente decía que era George.

Ese es el verdadero universo de Star Wars, que este año además del nuevo episodio, presentará un nuevo videjuego llamado Battlefront, de la mano de EA y DICE, con algunos de los gráficos más realistas y fieles a este universo que se han visto en el mundo de los pixeles.

Luego de 24 horas entre tantos Jedis, Wookies, R2D2’s y Princesas Leia’s te das cuenta que si pensabas que eras un fan, no lo eres, y que simplemente no hay saga de películas de ciencia ficción que pueda superar lo que empezó hace  muchos, muchos años, en una galaxia muy, muy lejana.

fernando.santillanes@milenio.com

http://twitter.com/santillanes