Pixeles

La A de Samsung

El año apenas comenzó y los eventos tecnológicos de cada marca importante —después del CES— han empezado a mostrar el camino geek que seguiremos en 2016.

En lo que a teléfonos celulares refiere, el tema del precio es algo que tanto marcas como consumidores tienen muy presente ya que los smartphones premium —los más cotizados y completos— han empezado a subir aún más su costo ante una situación económica global que ha disparado el precio del dólar afectando en gran medida los productos tecnológicos.

Pero antes de que el dólar subiera y el petróleo bajara las categorías de gama media en teléfonos celulares han dado al consumidor la opción de obtener un dispositivo con buenas prestaciones, eficiente y a un buen precio, aunque muchas veces sin el mejor diseño.

Ayer Samsung presentó en México su serie A 2016, dos teléfonos, A5 y A7, que justamente ofrecen un balance bastante decente entre precio, diseño y calidad, por lo que decidí hacer esta semana no una simple columna, sino una pequeña reseña.

Estas dos terminales son prácticamente iguales, con diferencias en tamaño de pantalla: el A5 es de 5.2 pulgadas y el A7 de 5.5. Además de una batería con un poco de mayor capacidad en el modelo más grande, ambos cuentan con procesador Octa Core de 1.6GHz, que en palabras menos geek significa que cuentan con un poder de procesamiento bastante robusto, como para lograr hacer todo tipo de tareas en él (chatear, tomar fotos, editarlas, estar en las redes sociales, etc.) sin que se alente o trabe el teléfono, ello gracias también a 2GB de RAM en el A5 y 3GB en el A7.

Esta línea A está pensada para los milennials por eso el diseño fue algo que, sin duda, tuvo un papel fundamental en la planeación de su lanzamiento al mercado.

Con cristal gorilla glass —en ambas caras de los teléfonos— y nuevo bisel de metal más estrecho, el diseño se conjuga con la calidad de pantalla que logra, insisto, un acabado premium sin el costo de esa gama alta, pues el A5 costará poco más de 8 mil pesos, mientras que el A7 rondará los 10 mil 500 pesos aproximadamente.

Tomando en cuenta el público joven al que están enfocados estos dispositivos, la cámara de 13 megapixeles trasera y 5 delantera, logran una buena calidad para todo tipo de fotografía y, por supuesto, selfies.

Esta Galaxy Serie A 2016 incorpora la nueva tecnología de carga de alta velocidad que permite al usuario recargar su equipo al 100 por ciento en tan solo 104 minutos, que para muchos nos soluciona el problema que es quedarse sin pila, pues con un ratito de carga se logra tener al smartphone operativo de nuevo.

En fin, es un a teléfono que tal vez muchos crean que no es precisamente muy barato, pero créanme vale la pena si se busca algo con este tipo de estaciones que, normalmente, elevan el costo a más de 15 mil pesos.

Samsung va por buen camino en esta gama y en un mes en Barcelona —durante el Mobile World Congress— veremos qué de nuevo llega de ellos y todas las otras marcas.


fernando.santillanes@milenio.com
Twitter: @santillanes