Pixeles

"Roaming" o "no roaming"... he ahí el dilema

Joaquín López-Dóriga, columnista de MILENIO, quien está de vacaciones en alguna parte del mundo, ayer se quejó amargamente en Twitter de los cargos que le estaba haciendo Telcel por los paquetes Viajero, que le permiten estar comunicado en el extranjero. 

El tuit decía: “A la misma hora que autorizan, cobran y cancelan. #Telcel Ahora entiendo y me explico el atraco”. Acompañado de un screenshot de los mensajes que le avisaban al periodista la contratación de sus planes Viajero por mil 949 pesos por 60 megas y ¡6 mil 170 por 200 megas!, pero así como llegaba el mensaje con su nuevo paquete, llegaba el aviso para decirle que estaba a punto de llegar a su límite de consumo de internet.

Esto es cosa de todos los días con las compañías de telefonía celular. En mi caso, hace algunos años, en viajes a Japón y Europa llegue a pagar cuentas de más de 15 mil pesos por poder hablar y navegar. Sin duda, un verdadero exceso por mantenerte comunicado.

Casi al mismo tiempo que López Dóriga se quejaba en Twitter, Telcel anunció aquí en México que “elimina” el roaming en EU. Las comillas son porque realmente no es que ahora no pagues más por usar tus minutos y tus megas en ese país, sino que para poder acceder a esta opción debes aceptar un plan forzoso de seis meses en el que pagas 50 pesos mensuales y te permite gastar tus minutos o datos como si estuvieras en México, aunque te encuentres en cualquier ciudad de EU, un precio muy accesible comparado con lo que costaban los planes Viajero.

El plan Telcel sin Fronteras es, por el momento, solo para los clientes de pospago, o sea que no son Amigo, y se activa llamando al *111. Permitirá a sus 10.2 millones de usuarios recibir y hacer llamadas y navegar en internet como si estuvieran en México.

Sin duda, es una gran idea que favorece muchísimo al usuario y les evita pasar un trago tan amargo como el que está pasando Joaquín, pero luego de tantos años de viajar por el mundo para cubrir eventos de tecnología, todos los periodistas de la fuente nos hemos dado cuenta que lo mejor para seguir comunicado en el extranjero no es pagar un plan, sino tener un teléfono abierto, desbloqueado, como hoy en día, por ley, deben ser todos los equipos que se venden y en cuanto llegas al aeropuerto comprar una sim card, un chip local.

Por ejemplo, en Berlín, destino al que cada año muchos geeks viajamos para la IFA, la feria de tecnología europea, y que cada vez toma más fuerza en la industria, puede llegar a ser carísimo mantenerse comunicado, con datos para tuitear o simplemente mandar mensajes, pero cuando descubres que en cualquier tienda en el aeropuerto o en la ciudad puedes comprar un chip que te cuesta 20 euros y que incluye además de la posibilidad de recibir llamadas ilimitadas algo así como 2 GB de datos, es una maravilla.

Son algo así como 370 pesos que sirven para hacer nuestro trabajo sin problema, hacer incluso streaming de video y sin gastar miles de pesos por seguir comunicados.

Dirán: “Ah, pero pierdo mi número”. Tranquilos, si sacas el chip tu WhatsApp, por ejemplo, sigue activo como si estuviera tu número local. Para hacer llamadas tal vez no es la mejor opción, pero sí recibirlas, pues el que llama paga y así puedes avisarle a esos contactos importantes que traes un número local y listo, que te llamen ahí y tú no pagas.

Con la telefonía por internet, el roaming no debería existir. Al final del día hay muchas opciones para no pagar un plan de tu compañía fuera del país y evitar pagar tanto por poder seguir en línea. El anuncio de Telcel es bueno y ayuda, pero debería de ser parte de los planes y no 50 pesos al mes extra.

De todo esto, si Joaquín López-Dóriga hubiera comprado una sim card local, tal vez no se hubiera enojado tanto por el cobro de más de 8 mil pesos por seguir tuiteado, ni modo ya habrá más viajes.

fernando.santillanes@milenio.com

http://twitter.com/santillanes