Pixeles

Conociendo al auto increíble

Es un lindo día; vas feliz camino a la oficina en tu camioneta después de haber comprado un café, y de repente el aire acondicionado se enciende, las luces se empiezan a prender y apagar y, lo más peligroso, los frenos dejan de funcionar.

Tu auto ha sido hackeado.

Esto no es ciencia ficción y lo demostró el excelente trabajo del periodista de la revista Wired, Andy Greenberg, quien contactó a dos hackers —ex trabajadores de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA, por su sigla en inglés)— Charlie Miller y Chris Valasek, quienes lograron tomar el control de una Jeep Cherokee mediante herramientas que ellos diseñaron, aprovechando las capacidades de comunicación inalámbrica del vehículo.

El avance de la tecnología en los autos no solo está en que tengan mejores frenos, en hacerlos eléctricos o más veloces, sino también en la capacidad de estar siempre online, como tuve la oportunidad de experimentar en Atlanta, Georgia, hace unos días. 

El peligro mostrado por Wired es un punto en contra de estos autos inteligentes, hoyos que están presentes en toda nueva tecnología, pero se aprende de estos errores y normalmente se resuelven y mejoran. La verdad es que estos autos geek tienen más ventajas que peligros; han sido desarrollados gracias a años de investigación y al apoyo de empresas como AT&T, que con su Drive Studio ha logrado el avance de la tecnología para vehículos online.

Entrar a este laboratorio es encontrarse con los verdaderos desarrolladores de herramientas que permiten que hoy en día marcas como Audi o BMW ofrezcan conectividad 4G a ciertos modelos, para que, además de que el vehículo esté online en temas de seguridad o en el monitoreo del estado mecánico, los gadgets de los ocupantes se conecten a una red wifi integrada de alta velocidad, cambiando por completo el panorama de la conectividad móvil.

El papel de AT&T no es solo proveer la conexión, los datos y la infraestructura para lograr esto. Justamente es la inversión en investigación e instalaciones, como la mencionada, la que permite que estos coches con red 4G ya se vendan en Estados Unidos, y que en un futuro muy cercano el internet of Things (internet de las cosas) sea una realidad a un costo que se espera no sea tan alto. 

Aquí se han probado cosas como encender el auto a distancia mediante un reloj inteligente o una app en un celular, tecnologías que ahora BMW está incorporando en algunos modelos y que permiten una mayor autonomía del vehículo.

Para conocer más del tema, tuve la oportunidad de platicar con el CEO de AT&T Mobile and Business Solutions, Ralph de la Vega, quien me comentó su visión del futuro de estas cosas interconectadas. Esa charla será transmitida en unos días en MILENIO Televisión y la publicaremos más ampliamente en estas páginas.

“El coche y la casa en línea, todas las cosas que tenemos son innovadoras. Tenemos centros que llamamos foundries junto a universidades, en los que ayudamos a jóvenes a traer esa tecnología a la red de AT&T a sus productos y servicios. Lo bonito está en que en el futuro vas a tener a ese coche inteligente hablando con la casa por sí solo; tú no tendrás que darle instrucciones porque el auto va a saber cuándo estás cerca de casa y puede prender las luces y el aire acondicionado, abrir la puerta de la cochera, poner tu música favorita o encender la  televisión en tu canal preferido. Esas son las cosas que son posibles cuando conectamos todas estas tecnologías, y por eso esperamos traer a México la  innovación de AT&T a toda la gente que apreciamos y respetamos”, nos comentó De la Vega en sus oficinas de la compañía en Atlanta.

Así que no todo es hackers e historias de terror con la tecnología porque hay mucho que aprovechar de ella. Me quedó claro que gracias a empresas como la que dirige Ralph, podremos tener muy pronto en México estos autos increíbles, que sin duda han superado a la ciencia ficción que veíamos en la televisión con el gran David Hasselhoff y el mítico KITT.

fernando.santillanes@milenio.com

http://twitter.com/santillanes