Pixeles

Un CES de lujo

Sin duda, el Consumer Electronic Show (CES) tiene algo especial que lo caracteriza cada año; alguna vez fue la alta definición, otra el 3D, y así una tecnología distinta llega cada enero para ser la nueva tendencia.

Pero este 2016 no es una sola tecnología o un gran avance lo que está presente en todas las marcas, el lujo y el estilo de vida se han apoderado del show floor del centro de convenciones con las más importantes marcas enfocando esfuerzos en presentar la tecnología que mejor haga ver al hogar o al usuario.

Por ejemplo, LG dio a conocer su línea Signature, que combina no solo lo último en tecnología en pantallas con OLED 4K, lavadoras, refrigeradores o purificadores de aire, sino también diseños que destacan por su detalle, su lujo, y esa tendencia que los electrodomésticos, las pantallas y todos los gadgets no sean simplemente un aparato más, sino un elemento que vista cada espacio en donde se coloquen, que decore cada cuarto donde se ponga.

Pero de entre todas las marcas y los productos que están este CES, me llamó la atención que Sony no presentó un gadget que no hubiéramos visto o una nueva categoría. Muchos en las redes sociales dijeron que parecía desangelada la presentación, que esperaban más anuncios de cosas nuevas y que pareció una simple actualización de sus líneas.

Error. Lo que hay que leer de Sony, es que después de años de tropiezos en algunas categorías, de dejar ir las computadoras Vaio, de reestructurar la división de Tv Bravia, de que Playstation se convirtiera en el mejor éxito de la compañía, ha decidido que lo que tiene debe ser lo mejor, ofrecerlo y llevarlo a un nivel superior de calidad que cualquier otro producto similar en el mercado.

Y es que dicen que el que mucho abarca poco aprieta y creo que Sony entendió esto, decidió enfocar esfuerzos en lo que saben que es pionero y bueno, para ofrecer, por ejemplo, la mejor calidad de audio posible en bocinas y audífonos.

El llamado Hi Res, audio de alta resolución, poco a poco ha empezado a ganar terreno en un mundo donde nos han acostumbrado a escuchar mal la música. El MP3 sin duda destrozó la calidad que los productores y artistas perfeccionaron en los estudios, porque archivos de menor peso pudieran ocupar menos espacio en los reproductores digitales.

Este audio Hi Res es un lujo, sí, pero que poco a poco ha ido bajando de precio y logrando que más sitios web y servicios de streaming ofrezcan música en esta calidad.

Sony, en este CES, ha acaparado la atención con una línea nueva de audífonos, bocinas y tecnología, jugando la palabra escuchar en inglés, su línea h.ear es no solo calidad Hi Res, sino que ha sabido combinar colores y diseño —como las lavadoras y los refrigeradores que mencionamos al principio— que vistan al usuario y no solo le ofrezcan buena calidad.

Sus televisiones Bravia ahora tiene 4K HDR, algo que escucharemos más este año y que permite expandir el rango de nivel de brillo, contraste y colores, para que —si creíamos que la ultra definición se veía bien— ahora tengamos algo mejor. El contenido que siempre es un tema, este año llegará ya en Blu Rays 4k, y poco a poco los servicios de streaming, aparte de Netflix, permitirán sacarle todo el provecho a esta tecnología.

Hablando de lujo, los focos bocinas de Sony (sí se oye raro ¡pero eso son!) Space U son altavoces dentro de un LED que convierte la casa en algo como del futuro, que cada vez que pones música buscas de dónde viene el sonido para descubrir que sale de algo que antes solo servía para iluminar el lugar.

Los gadgets parecen los mismos de siempre, pero han cambiado, han evolucionado para ser mucho más que para lo que fueron creados, ahora no son cosa de geeks, ni de páginas de tecnología, son productos de moda, son el nuevo tech a-porter.


fernando.santillanes@milenio.com
Twitter: @santillanes