Ganar, Ganar

Cómo que no pagan impuestos

En este país donde el futuro ya nos alcanzó, están empezando a reventar todas las corruptelas que el sistema político mexicano tejió durante décadas, donde el lucimiento personal del político en turno era lo que importaba.
Vimos como los personajes que se creían dueños de esta nación, daban a diestra y siniestra, apoyos, dádivas, prestaciones, días adicionales de vacaciones, bonos de puntualidad, de no faltar o de lo que se les ocurriera, sin más justificación que lograr que algún sector los apoyara en sus aspiraciones, sin medir las consecuencias a futuro. El resultado está a la vista TODAS las instituciones públicas, Pemex, CFE, Ferrocarriles, el campo mexicano, las universidades públicas, etc, están quebradas. Todas llevan a cuestas unos pasivos sobretodo laborales, enormes, algunas como Pemex incalculables. Qué decir del sistema ejidal en el campo, un rotundo fracaso que hay que seguir manteniendo con toneladas de dinero, aunque su contribución económica sea muy pobre, pues la productividad en el campo, realmente está del lado del sector privado
En todos los vaivenes ideológicos por los que ha pasado este país desde la izquierda a la derecha, llámese Cárdenas, Echeverría o Salinas como extremos, se endiosó a los sindicatos, dándoles todo, sin responsabilidad.
Por otro lado la Constitución y las leyes de este país, como las de cualquier otro, obligan a TODOS sus ciudadanos a contribuir a la Hacienda Pública, o sea, a pagar impuestos. Claro a nadie nos gusta pagar, bien lo dicen su nombre, impuestos, o sea es una imposición para contribuir en el desarrollo del país.
Derivado de lo anterior, ahora que nos alcanzó el futuro, vemos que la productividad del sector público es terrible, se nos exhibe toda la maraña de trinquetes con los que hemos convivido y nos escondían. Por eso ahora, que por fin se está logrando una serie de reformas, entre ellas la educativa, donde entre otras cosas se puede evaluar si el magisterio está preparado para darle una educación de calidad a la niñez de este país, los maestros toman como pretexto el pago de sus impuestos, que es su obligación, para salir a las calles a protestar. Primero cumplan con su obligación y luego quéjense.


feroyo@yahoo.com.mx