Ganar, Ganar

¿Qué son 100 días?

La semana pasada, celebramos con mucho “júbilo y algarabía”, los primeros 100 días, de los 1,460 días que durará esta administración municipal, o sea apenas un 6.85% y resulta interesante hacer una análisis de que significan esos 100 días, para nosotros los habitantes de esta región.
Por principio de cuentas vimos una gran cobertura mercadológica y publicitaria de tan importante evento, ¡¡¡SI!!!, 100 días, no todos los días tenemos ese honor, la clase política supone que ya es un gran periodo para que la ciudadanía vea los grandes cambios en su comunidad o por lo menos saber que quieren hacer. Para los gobernantes esto ya se convirtió en un ritual, en una tradición el querer comunicar los “grandes logros” en tan importante periodo, es el mostrar que si hay músculo, que si pueden con el encargo. Y ese es el gran problema de este país, la definición de los plazos, pero, ¿qué es eso?, el plazo refiere al término o tiempo señalado para la concreción de una determinada cuestión.
A manera de ejemplo, en Estados Unidos las tasas de interés lideres tienen plazo de entre 10 y 30 años, en Japón las hay de hasta 100 años, mientras que en México la tasa líder su plazo no llega ni a 90 días, siii, así como se oye, en México la tasa de interés líder es la de 28 días. Por eso estamos como estamos, la visión de nuestros gobernantes no va más allá de sus propias narices.
Sin duda las autoridades hacendarias, amén de su “parche” fiscal, hacen esfuerzos importantes, por alargar el plazo de los bonos en el mercado mundial, aun a pesar de todos los obstáculos, como la inseguridad la corrupción o el incipiente mercado interno.
Sin embargo en el México de los políticos donde el plazo no va más allá de los 100 días, si hay largos plazos, los de sus intereses personales. Ahí si hay plazos más largos, los negocios, el acomodo, que si a mi compadre ya lo van a nombrar Secretario, que si fulano me vio bonito, que si mi grupo ya se acomodó, que si ya la hice, etc.
Lo anterior es la realidad de este país, hacer fiestas por los PRIMEROS CIEN DIAS es una vergüenza Un buen político es el que se nota sin publicitarse, es el que le interesa la opinión y el sentir de TODOS los ciudadanos.


fernando@royo.com