Ganar, Ganar

¡¡Qué culebrón!!

Esta semana voy a tocar el mismo tema, voy a ser recurrente con lo que pasa en el Estado, no puedo dejar de hacerlo. Mucha tinta ha corrido desde que el “culebrón” llamado Moreira, como le dicen a las novelas en España, recobró las primeras planas, aunque lo más triste es que uno de los hermanos clama por su honor, mientras que el otro se voltea para el lado opuesto, como si no supiera lo que pasa. Vemos como el recién liberado, vocifera, arremete, amenaza, a todo el que lo ve feo, e incluso tambiénadvierte con volver al circo político que nos dejó, aduciendo a su popularidad.

Qué triste escenario, que bajo han caído estos personajes, donde lo único que les importa son ellos y solo ellos, mientras el Estado se encuentra en quiebra económica pero sobretodo, en quiebra política, es una situación que da repugnancia.

Las entrevistas que dío el repatriado dan vergüenza, no tienen ni pies ni cabeza, centrado en sí mismo, cuando el daño que hizo fue enorme, solo por tocar uno de muchos temas, oficialmente no se encuentran, 18,000 millones de pesos, que simple y sencillamente no aparecen, si, casi 1,500 millones de dólares al tipo de cambio de aquellos años, esto reconocido por las autoridadesy nadie hace nada.Uno esconde la cabeza como avestruz y el otro dice que están haciendo un colecta familiar para pagar a los abogados que lo defendieron en España, que total son cuates y le van a cobrar poco, ¡¡si cómo no!!

Me vuelvo a preguntar, que información tiene el “casi” Doctor, con quien sabe cuántos diplomados, como para que las autoridades federales no lo toquen ni con el pétalo de una rosa y lo que es más, le permitan hacer los escándalos, además de darle una pensión de maestro, por 37,000 pesos mensuales, cuando se sabe que como tal, laboro menos de 5 años y los demás fue comisionado, cuando aún no cumple 50 años.

El Estado debe más de 37,000 millones de pesos, cantidad superior a la deuda de hace 4 años, hemos pagado aproximadamente 20,000 millones de pesos de intereses, estamos atrapados en un círculo vicioso que nada mas no tiene salida, la pobreza crece, es un hecho, el dinero no alcanza, todo está a medias, solo la diarrea verbal, es la que está a toda velocidad, ¡¡Qué vergüenza!!