Ganar, Ganar

¿Ustedes que harían?

Que pregunta tan inocente y a la vez patética y profunda, sobretodo viniendo del Presidente de la República, ¿cómo que nosotros que haríamos?, como si nuestra opinión le importara, nunca nos ha tomado en cuenta. ¿Quiénes son sus asesores de comunicación?, suponemos que por ser usted de quien se trata y sobre todo por lo que nos cuestan $$, debería tener a los mejores asesores que le pudieren guiar, en la tan difícil labor de gobernar y en la no menos difícil de comunicar las acciones de gobierno, ¡¡pero no!!

Ante todo lo ocurrido por el alza de los precios de las gasolinas y la cantidad de explicaciones y de mentiras que giraron alrededor del tema, el pasado jueves el Presidente salió a cadena nacional a dar otra explicación de lo que estaba sucediendo, que la verdad sobró, pues no hizo otra cosa que revolver el ambiente más de lo que ya estaba.

Se mostró como enojado, indignado, como si fuéramos unos ignorantes, no habló de los saqueos y bloqueos que están ocurriendo en el país, patético cuando culpa a otros específicamente a su propio Secretario de Hacienda, de haber dilapidado casi un billón de pesos, subsidiando los precios de la gasolina. Revuelve el tema del petróleo de que si subió o bajó, cuando es claro que en ambos casos nos afecta, pues cuando baja, nos suben los precios y ahora culpa al alza de su incremento.

Es claro que tenemos un Presidente muy débil, asustado, con nula credibilidad, que no parece saber a dónde lleva esta nave llamada México.

Pero tratando de contestarle, le daré algunas ideas sobre lo que yo haría. Primero, la ley es la ley, hasta para usted Presidente, la corrupción y la impunidad han hundido hasta lo más profundo a este país. Segundo, le pondría un hasta aquí a todos los gobernadores, esos que se dicen sus aliados, cuando en realidad son todo lo contrario; encarcele a los que están señalados de saquear sus estados, recuperando cantidades muy fuertes, si no hace esto, daría certidumbre al rumor de que usted los protege. Y tercero, deje de tirar el dinero y rectifique la Reforma Hacendaria, por una que genere certidumbre y confianza para que se desarrolle un mercado interno fuerte.

Con lo anterior, el huracán Trump quedará chiquito.


feroyo@hotmail.com