Ganar, Ganar

Ochoa se quedó chiquito

El pasado sábado vino a la región el nuevo y controvertido Presidente del PRI, Enrique Ocho Reza, una visita que causo mucha expectativa, sobre todo por la posición que él ha adoptado sobre la corrupción.

Ha hecho declaraciones tan fuertes y cuestionables, como decir que, el 99.9% de los militantes de su partido son honestos y honorables, así como la afirmación, que en entrevista de radio con el periodista Ciro Gómez, donde categóricamente afirmó que, el Presidente Enrique Peña Nieto, es absolutamente honesto.

Incluso lo hemos visto en la televisión retar a AMLO, a debatir el tema tachándolo de mentiroso.

Y por si fuera poco, señaló a los gobernadores de Chihuahua, Quintana Roo y Veracruz, de ser corruptos.Con todo lo anterior, el Sr Ochoa Reza, llegó a Coahuila en un momento en el que hay un gravísimo señalamiento de corrupción sobre el Gobernador de Coahuila, Rubén Moreira, luego de que tras una investigación, el diario Reforma lo acusó de haber pagado casi ciento cincuenta millones de pesos a empresas de las llamadas “fantasmas o piratas”, esas que no tienen oficinas, teléfonos, correos y cuyos domicilios no obedecen a su supuesta realidad y tras el escándalo la única reacción oficial, es que se va a investigar.

O sea, no pasa nada. Aunado a lo anterior, está el encubrimiento y opacidad, que han hecho las autoridades estatales de la muy tristemente célebre y nefasta deuda del Estado.De esta, es clara la complicidad y ocultación de las autoridades, las cuales no hacen más que decir, que le demos vuelta a la página.

De no ser por las autoridades del vecino Estado de Texas, quienes han investigado, señalado, inculpado, encarcelado, confiscado y rematado, bienes adquiridos por ex funcionarios y con dinero proveniente del erario de Coahuila; incluso es  publica la duda, sobre si funcionarios de primer nivel, incluido el mismo Gobernador, puedan ir a Texas, por  el riesgo de ser detenidos.

Al igual que con el Presidente y sus propiedades, aquí también hay casas de dudosa procedencia, a nivel municipal y estatal.Teníamos muchas expectativas en el paladín de la corrupción, pero con su silencio cómplice respecto a la situación de Coahuila, el Sr. Ochoa, se quedó chiquito.


feroyo@hotmail.com