Ganar, Ganar

¿Impotencia o Solidaridad?

Finalmente el apático sector empresarial lagunero reacciona y se está uniendo, e irónicamente quien lo une, es quien más ha querido dividir a los empresarios, el Gobierno del Estado.La primera obligación del Estado es proteger al ciudadano en su persona, en su libertad y en su patrimonio y es casualmente esa primera obligación, la que más viola, ya que prácticamente el único interés de los gobernantes, son sus intereses personales, los de su grupo, los de su partido, si queda tiempo, gobiernan. Afirmo lo anterior por lo que se ve o sea por los resultados. Las ineficiencias de los políticos, su falta de solidaridad, su deshonestidad, su falta de capacidad, es evidente.La gran violencia que seguimos viviendo, se alimentó por la impunidad que existe en el país, por la corrupción rampante y sobre todopor la complicidad de gobernantes y políticos con el crimen organizado, que no es ningún secreto, hasta las telenovelas han hecho su agosto con el tema.Por eso ahora que el Gobierno del Estado quiere deslindarse de esa, su primera y más importante obligación, la clase empresarial, que cumple su función social creando fuentes de trabajo, pagando sus impuestos y en muchos casos involucrándose directamente en la problemática social, levanta la voz.Este Estado que acaba de ser saqueado brutalmente por sus anteriores autoridades y avaladas por las actuales, quiere que los empresarios carguen con el costo de los desaparecidos. Nadie quiere que haya desaparecidos, ni uno solo, es una gran tragedia para las familias, para la sociedad y el país en general. Claro que hay que apoyar que se aclaren todos los casos, ¡¡TODOS!!, pero el Gobierno, que es el responsable, no puede lavarse las manos así nada más, y bueno, si no puede, que lo diga y no presuma lo contrario.El Gobierno Estatal que arrastra entre otros, un boquete del tamaño de treinta y seis mil millones de pesos que desaparecieron y no quiere investigar, tiene la obligación de aclarar y sobretodo encontrar. Con ellos podría fácilmente crear un fondo o fideicomiso, que se encargue de apoyar y sufragar los gastos, para hacer menos doloroso el andar de los familiares de las personas desaparecidas. 


fernando@royo.com