Ganar, Ganar

Humberto Moreira, decisión de Estado

Leí un artículo de Salvador Camarena, El Financiero, 29.06.15, donde afirma que: “este sexenio inició mucho antes de la cita electoral de 2012. Su verdadero arranque lo marcó la decisión de perdonar a Humberto Moreira.

En algo que sólo puede ser interpretado como un acuerdo de impunidad, los desgastados panistas del gobierno federal y los priistas que parecían destinados a ganar decidieron que la mega deuda que el ex gobernador dejó en Coahuila no fuera perseguida con todas las de la ley”.

Sin embargo, las condiciones políticas actuales ya no son las mismas que al principio, cuando el gobierno inició con una fortaleza que muchos suponen empleó para proteger a un político, “El Profe”, quien aportó muchos “recursos” a su campaña electoral.

Recursos que, el “sospechosismo” señala, provinieron de las arcas coahuilenses.

¿Alguien duda que parte de la súper deuda que agobia a nuestra entidad, contribuyó altriunfo del todavía marido de ¨La Gaviota¨?Ante la debilidad política que aqueja a la figura presidencial, ante el hartazgo ciudadano respecto a la corrupción y ante la creciente y sentida demanda pública de aplicar castigo ejemplar a los iconos contemporáneos de la rapacería, me pregunto: ¿El sistema político mexicano puede sostener la decisión de perdonar a Humberto Moreira? ¿Los coahuilenses tendremos la satisfacción de ser testigos del enjuiciamiento judicial y político del gobernador bailarín, responsable de la carga financiera que agobia el desarrollo de Coahuila?No todos desean el forzoso juicio de don Humberto.

Por lo menos no sus ex colaboradores, varios implicados en el escándalo de corrupción. No su hermano Rubén, quien corre el peligro de que se abra la cloaca y las aguas negras lo ahoguen, a él y a su delfín Miguel Riquelme.

Enrique Peña Nieto no es el hombre fuerte que aparecía como “El ¨Salvador de México” en las portadas de las principales revistas mundiales, el mismo Estado Mexicano está en entredicho; entonces: ¿Humberto Moreira seguirá presumiéndonos su musculatura, reforzando día a día la percepción de que existe un acuerdo de impunidad que lo hace inmune a los tribunales, inmune a la voz de un pueblo que exige se le persiga con todas las de la ley? 


feroyo@hotmail.com