El voto útil

El gran orador José Muñoz Cota, en su libro “Aquí está Miguel Henríquez Guzmán”, quien fue candidato presidencial en 1952, junto con Adolfo Ruiz Cortines (PRI), Efraín González Luna (PAN), y Vicente Lombardo Toledano (PP, después PPS), que generosamente me obsequió la Licenciada y Notario Público Cecilia Eugenia del Bosque Garza, afirmó: “Un voto no es solo la ratificación de una preferencia por un candidato. El voto es una confesión cabal; un testimonio jurídico de lo que un ciudadano piensa, cree, desea para su Patria”.

“El voto tiene un contenido filosófico. Es lo que el hombre, como ente social, piensa acerca de la problemática de la vida. Si es católico, votará por la planilla que represente la fe en la Iglesia; si es comunista, su voto será una adhesión a la filosofía de Marx”. Para entender esos conceptos sobre el voto hay que ubicarlos en el tiempo en que se vertieron; pero los principios sobre lo que debe ser el voto son inmutables; como son los valores de  la conciencia, la dignidad, el amor propio, la individualidad y la libertad. 

Estamos ya a pocos días de que pongamos a prueba esos valores, el próximo domingo 4 de junio,  cuando elegiremos alcaldes, diputados locales y gobernador, en Coahuila; en donde la disyuntiva es ó alternancia ó continuismo; y para lo cual no hay más que dos partidos: el PAN o el PRI, respectivamente; pues los demás partidos y el candidato independiente no tienen posibilidad alguna de alcanzar la gubernatura; pero sí pueden obtener altos puestos, como las secretarías de Gobierno, de Finanzas, y otros, igualmente importantes, mediante un cogobierno, que debe empezar desde ahora con alianzas con cualquiera de esos dos partidos; a fin de sumarles sus votos.

Los coahuilenses ya no queremos otro gobernador como el que en campaña prometió la eliminación de la tenencia, y no lo hizo al entrar en funciones; sino que perversamente la fue eliminando a cuenta gotas durante estos últimos seis años, hasta eliminarla por completo en este 2017, con motivo de la actual campaña electoral.

Los coahuilenses ya no aguantamos más con la impunidad que dan los gobernadores entrantes a los salientes, que saquean las arcas del Gobierno.

Por eso el voto útil, el voto que sirve para la alternancia, para un gobierno diferente al que ha tenido el estado durante estos últimos 88 años, y del que los ciudadanos coahuilenses, están ávidos, hambrientos de conocerlo, y que se espera que sea igual o mejor que el de por ejemplo Durango, en el que ha habido cambios en beneficio de la población, como las placas para circular, sin costo alguno para los usuarios, y con vigencia de seis años, y otros beneficios más que nos han favorecido a todo los de  la Laguna.  


rangut@hotmail.com