Los próximos salarios mínimos

En 1985 empezó a generalizarse la referencia del salario mínimo en las leyes, reglamentos y decretos como base para el cálculo de las cuotas, multas, tarifas, cotizaciones de pensiones, pagos de Infonavit, etc.; llegando en la actualidad a sumar 2,413 referencias en esos cientos de disposiciones jurídicas, dentro del universo del Derecho en México.

Tuvieron que pasar 30 años para que los diputados federales se dieran cuenta que la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, no podía aumentar éstos dizque estaban indexados en las mencionadas referencias o parámetros, y para no hacer gravosas las multas y demás, entonces no podían aumentar los salarios mínimos; por lo que acaban de hacer los cambios constitucionales necesarios.

Pues no es lo mismo, por ejemplo, una multa de 5,000 veces el salario mínimo por violar las normas de trabajo -de acuerdo con las reformas laborales-, con base en setenta pesos diarios -que es el actual minisalario-  y que sumarían 350 mil pesos, en lugar de 100 pesos  de salario mínimo, que arrojaría 500 mil pesos.

Por lo que ahora las multas y demás, ya no serán con base a los salarios mínimos, sino en unidades que los legisladores, auxiliados por economistas y actuarios -no judiciales sino expertos en cálculos de las más altas matemáticas-, están perfeccionando y encontrando la adecuada denominación.

Pero como la referencia a los salarios mínimos para cuantificar cantidades de dinero, está hasta en la Constitución, que en uno de sus artículos sienta las bases para el financiamiento de los partidos políticos; entonces hay que empezar a reformar  -otra vez, después de alrededor de 600 modificaciones-, la diariamente, a cada segundo, violada Carta Magna.

Pero para reformar la Ley Fundamental se requiere del Poder Constituyente Permanente  -a diferencia del Poder Constituyente originario de 1916-1917 de Querétaro, y que tuvo una duración efímera-; y que no es más que la aprobación de la modificación a la Constitución, por las dos terceras partes por lo mínimo de los diputados y senadores presentes del Congreso de la Unión -mayoría calificada-, y que más de la mitad de las legislaturas de los estados (mínimo 17), están de acuerdo con la modificación constitucional; por lo que por eso es tan fácil desfigurar la Carta Magna.

Ya está llegando a Coahuila y Durango, esa reforma constitucional, para que la aprueben los diputados locales; pues urge que entre en vigor ahora en diciembre en que la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, fije los minisalarios para 2016, que esperamos que ya liberados de las multas y demás, sean “suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos”.

Pero para ello es necesario que todos, patrones y trabajadores, elevemos la productividad al máximo. 


rangut@hotmail.com