El populismo de Peña

En las diversas épocas de México, para descalificar a la oposición el PRI ha llamado a sus adversarios de distintos nombres. En los 20’s, cuando lo creó el gobierno los llamó comunistas, izquierdistas; en las siguientes décadas los siguió llamando igual; y a los del PAN, los tildó de derecha, conservadores y reaccionarios.

Pero esos adjetivos el PRI no los usó ideológicamente sino despectivamente, para confundir y asustar a la ciudadanía para que no votaran por la oposición.

Ya recientemente el PRI no usa esos adjetivos porque él es una mezcolanza de reaccionario, conservador, de derecha y de “robolucionario”, etcétera.

Ahora, a la verdadera oposición, desde la tribuna de la ONU, Peña acaba de llamar populista, para desprestigiarla; cuando dicho término no es más que el despectivo del término popular; el cual está en la misma Constitución, que ordena que el gobierno debe ser representativo y popular. 

Andrés Manuel López Obrador, contestó a lo dicho por Peña en la ONU, que sí ser honesto y combatir la corrupción, es ser populista, entonces que lo apunten en la lista.

Pero si el vocablo populismo lo usa Peña para criticar a quienes quieren congraciarse con el pueblo, entonces lo que acaba de hacer Peña, por conducto de Videgaray, de pedirle a los diputados federales, que para 2016 no aumenten los impuestos ni creen otros y no graven con IVA alimentos y medicinas; es populismo. 

Gobiernos populares, que no populistas han sido el de Benito Juárez y el de Lázaro Cárdenas, que vieron e hicieron ante todo, por el pueblo.La ciudadanía debe de tener cuidado en no dejarse confundir por el gobierno con los nombres que le da a la verdadera oposición para espantarle los votos.

En las pasadas elecciones presidenciales usó la denominación de “un peligro para México”; hoy está utilizando el de populismo.

Pero si los gobiernos de Inacio Lula da Silva, en Brasil, y de José Mujica, en Uruguay, fueron populistas, porque llevaron bienestar al pueblo, ayudando a la iniciativa privada para mejorar las condiciones de vida; entonces bienvenido ese populismo. 



rangut@hotmail.com