¿Es la misma Constitución?

Dentro de dos años, el 5 de febrero de 2017, se cumplen 100 años de la Constitución, que plasmó las aspiraciones de la Revolución de 1910, de transformar las estructuras para lograr el desarrollo y el progreso de México, después de que el andamiaje económico, jurídico, y político, de más de 30 años de dictadura, ya no correspondía a las necesidades del país.Pero la Constitución actual ya no se parece en lo fundamental a la original; pues abusando del Poder Constituyente Permanente, los Presidentes de la República, la han modificado conforme a los intereses de su clase política; Poder que consiste en obtener el acuerdo de la mayoría calificada de las dos terceras partes del total de los integrantes del Congreso de la Unión, compuesto de 500 diputados y 128 senadores; y lograr la aprobación de la mayoría de las 32 legislaturas locales.La Constitución original surgió del Congreso Constituyente reunido en el Teatro de la República, en la ciudad de Querétaro, del 1 de diciembre de 1916 al 31 de enero de 1917, y fue promulgada por Venustiano Carranza, el 5 de febrero, y entró en vigor el 1 de mayo de ese año, y consta de 136 artículos. Según el derecho constitucional, nuestra constitución es rígida y dogmática, y por tanto las decisiones políticas fundamentales que contenía, es decir, lo que el pueblo realmente determinó al hacer la Constitución, no debieron ser derogadas por el Poder Constituyente Permanente, porque carece de facultades para ello. Algunas decisiones políticas fundamentales -designadas así por el constitucionalista Carl Schmitt-, como el dominio absoluto de la nación sobre el petróleo y sus derivados, hidrocarburos, minas, energía eléctrica, la forma de la tenencia de la tierra ejidal y comunal, ferrocarriles, telecomunicaciones, empresas estatales y áreas estratégicas para el progreso y desarrollo de México, fueron derogadas de la Constitución, por el Constituyente Permanente, por órdenes de los presidentes Miguel de la Madrid, Salinas, Fox, Calderón y Peña. Por eso, para tener el Constituyente Permanente a modo, y seguir adelante con el desmantelamiento del Estado y el neoliberalismo, Peña y sus partidos PRI, PAN y PRD, quieren tener la mayoría de diputados federales y locales en las próximas elecciones del 7 de junio.Si con las 560 modificaciones -hasta el día de hoy- la Constitución del 5 de febrero de 1917, ya no es la misma, entonces ¿qué festejamos? 


rangut@hotmail.com