Habrá aumento al salario

Los movimientos del Gobierno del Distrito Federal, y del Partido Acción Nacional PAN, para el aumento del salario mínimo, no han sido de todo en balde; pues es muy probable que en estos días de diciembre la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos CNSM, aumente sustantivamente,  ahora sí,  los salarios mínimos para el entrante  2015, que se calcula será de alrededor de $85.00 pesos diarios parejos en todo el país, a diferencia de zonas como lo es  actualmente.Así lo hace suponer la iniciativa presidencial de reforma constitucional para eliminar la referencia del salario mínimo para la cuantificación de las multas, cuotas del Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores  INFONAVIT,  y otras muchas más transacciones; toda vez que esto resultaba inflacionario; pues basta que para multas previstas en leyes como la de Amparo, del Trabajo, y otras, se tasaban  en miles de salarios mínimos. Esa tasación para cobros  en base a salarios mínimos, constituía  un impedimento para el aumento de éstos; sobre todo cuando la cantidad de salarios era elevada; por lo que al eliminarse podrán aumentarse los salarios mínimos para que sean constitucionales, es decir, “suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer  a la educación obligatoria de los hijos; y los cuales serán fijados por la CNSM.Pero para que sean realmente constitucionales los salarios mínimos es necesario también que haya el mayor control de precios posible sobre todo en los artículos de primera necesidad o canasta básica, en la que ya deberían de incluirse los impuestos y los cobros por el agua,  la energía eléctrica, la gasolina, el transporte público  y otros servicios más tanto del Estado, las empresas estatales y particulares, y demás; ya que de nada servirá que aumenten los salarios si también aumentan los precios de esos bienes y servicios.En el gobierno del Distrito Federal, se está implementando la política pública de que todos sus proveedores de bienes y servicios, están obligados a pagarles como mínimo a todos sus trabajadores, cuando menos ochenta y cinco pesos diarios; a cambio de lo cual el gobierno defeño les dará a sus proveedores, una compensación.Pero es necesario que al aumentar los salarios mínimos se incrementen los de los trabajadores que no están sujetos a ellos; toda vez que también sufren los embates de la carestía de la vida; como también la sufren los patrones con los aumentos de los impuestos, mercancías, y demás  insumos para sus empresas, y todos los  gastos que necesitan hacer para que sus negocios funcionen y puedan mantener una planta de trabajadores que los hagan productivos.Una de las causas de la violencia del país es precisamente la falta de una más justa y equitativa distribución de la riqueza social producida por los trabajadores y patrones,  libres prestadores de servicios, y los que realizamos toda clase de actividades laborales y profesionales; que provoca las grandes desigualdades sociales y económicas; las que van creando un resentimiento social que puede estallar con cualquier pretexto y en cualquier momento.Por lo que es muy loable que ahora con motivo de la fijación de los salarios mínimos también se tomen en cuenta las anteriores consideraciones; pues ello abonará, aunque sea mínimamente, a alcanzar la justicia y la paz.Por lo pronto los patrones deberán pagar a sus trabajadores el aguinaldo a más tardar el  próximo 19 de diciembre, y el que no podrá ser menor al importe de 15 días de salario; aunque la ley no se enoja si se les da  más;  ya que la Ley  Federal del Trabajo sanciona con miles de salario mínimo a quienes no cumplan con esta obligación. 


rangut@hotmail.com