Salario mínimo único

Con la “globalización nacional”, hecha posible con las cadenas televisivas, la radio, los periódicos, y demás medios de comunicación,  las autopistas, supercarreteras, aumento de vuelos, las cadenas de supermercados, internet y otros adelantos de la modernidad; el costo de la vida en México  se homologó en todo el país; además de que el precio de la gasolina, de la energía eléctrica, del agua  y de otros bienes y servicios de empresas estatales, y los impuestos federales, son  iguales en toda la República.

En cambio los consumidores de esos bienes y servicios, y contribuyentes, principalmente empleados,  perciben  diferentes sueldos en todo el territorio nacional; pues el salario mínimo en el área geográfica A es de $70.10  y  la  B es de $66.45 (en la que está la Laguna);   lo que hace inequitativa la capacidad de adquisición de los trabajadores de México.

La reclamación para la desaparición de áreas geográficas para los salarios mínimos, fue una querella de los trabajadores desde hace  alrededor de medio siglo, que hasta ahora  empieza a tener respuesta favorable (pues no olvidemos que estamos en tiempos electorales), con las recientes declaraciones del secretario de Trabajo y Previsión Social Alfonso Navarrete Prida, de que a finales de este 2015 el salario mínimo será único y que será de $70.10 para todo el país.

Este ajuste se hace con base en el diálogo constante y permanente entre patrones y trabajadores,  arbitrados por el gobierno; y con base también en el interés por recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores; de acuerdo con el aumento a la productividad, tratando de no afectar la inflación y el empleo productivo.En este abril la homologación de los salarios mínimos de las áreas geográficas A y B, será de un 50%, es decir que a partir de este mes el salario mínimo en la Laguna será de $68.28, en lugar de $66.45; lo que quiere decir que tendrá un aumento de $1.82 pesotes hasta llegar a los $70.10 a finales de año.

Lo significativo de esto es que ya no se seguirá tomando el  salario mínimo como unidad de cuenta y referencia en leyes y reglamentos,   para la imposición de multas y para pagos en el INFONAVIT   y  otros, que las hacían gravosas.

Por lo que ahora el salario mínimo puede aumentarse conforme a la productividad, las necesidades de los trabajadores y de sus familias, y de la carestía de la vida; a fin de que mejore la economía de todos por igual; pues a mayor producción, mayor consumo y a su vez mayor producción, y así sucesivamente. 



rangut@hotmail.com