Policía que nunca “mordió”

“Hunter”, de raza pastor belga malinois, fue el primer perro policía del Escuadrón Canino de la Dirección de  Seguridad Pública Municipal de Torreón, que desde cachorrito, fue adiestrado y especializado para ser un buen policía canino en la detección de droga y explosivos, en remoción de escombros en derrumbes e intervención para proteger la vida de los ciudadanos; que sin recomendación alguna sino por méritos propios alcanzó grado de oficial; y que acaba de fallecer a la edad de 10 años, víctima del deterioro que sufrió por detectar y olfatear estupefacientes.

Por lo que por su destacada actuación, la DSPM le rindió un sentido y merecido homenaje en la explanada de sus instalaciones en la que se montó una guardia de honor en torno de la urna que contiene sus cenizas, en la que estuvieron presentes descendientes de “Hunter”, los demás perros que forman parte del escuadrón canino, y su fiel e inseparable compañero Max, quien junto con él, dieron otra imagen a la corporación policiaca.

Dicha ceremonia luctuosa estuvo presidida por el Director de Seguridad Pública Municipal, el teniente  Adelaido Flores Díaz, quien expresó que “Hunter” llegó cuando más lo necesitaban, “nos ayudó a incursionar en momentos muy difíciles. Nos ayudó a la revisión de casos muy difíciles también, sus riesgos que pasó fueron altos”. Añadió que su labor permitió promover una cultura de cuidado y sobre todo de respeto a los animales.

Por su parte, el comandante Roberto López, señaló que a “Hunter” se le recordó más que como a un can, como un compañero, un amigo.También estuvieron presentes en dicho acto su entrenador y representantes de diversas asociaciones protectoras de animales en la región.

Entre las hazañas de “Hunter”, se recordó la de haber localizado el cuerpo de un menor que cayó en un cárcamo en 2013; por lo que se dijo que “dejó el aprendizaje a sus compañeros canes para seguir al servicio de la ciudadanía”.Finalmente fue despedido con grandes aplausos.

A los hombres y mujeres policías se les rinden honores como a “Hunter”, cuando mueren en cumplimiento de su  deber; pero a él se le brindaron por muerte profesional, pues se debió al deterioro de su salud por olfatear droga y estupefacientes en cumplimiento de su labor.

Pero sobre todo, a “Hunter” se le hizo este reconocimiento porque su expediente de servicio quedó totalmente limpio, pues nunca estuvo coludido con la delincuencia y a pesar de ser perro, jamás “mordió” a alguien. 


rangut@hotmail.com