Mes de la patria, sin patria

Y ASÍ llegamos al  segundo informe del Presidente de la República, en el que seguramente se dedicará única y exclusivamente a alabar sus reformas, principalmente la energética


El sistema político ha hecho que el pueblo de México, no sea patriota sino “patriotero”, explotando sus más nobles sentimientos de la historia; y así tenemos que aprovechó el mes de septiembre para iniciarlo con el informe presidencial el día primero, que desde los 20´s, hasta los 80´s, del siglo XX, fue el día del Presidente de la República; en el que todo mundo le rendía pleitesía como si se tratara de un tlatoani, rey o dios; hasta que un diputado federal -de los de a deverás-, el ingeniero Edmundo Gurza Villarreal, interpeló al  Presidente José   López  porpillo –digo Portillo-, para que le respondiera sobre el histórico fraude electoral que hizo el PRI-gobierno en Chihuahua; y luego después hiciera lo mismo magistralmente con su característica elocuencia  Porfirio Muñoz  Ledo, al Presidente Miguel de la Madrid, cuestionándole sobre qué había hecho con el mandato popular, con la “caída del sistema”, con lo que le robó la Presidencia a Cuauhtémoc Cárdenas, y se la dió a Salinas.Después de esas ejemplares e históricas interpelaciones a los presidentes de la República, durante la lectura de sus  informes, vinieron las violentas  protestas de la oposición, que subieron de tono, hasta que por las torpezas de los presidentes Fox y Calderón, mejor decidieron cancelar el día del Presidente, y dejarlo como dice la Constitución; simplemente que el día 1º., de septiembre se abre el periodo de sesiones ordinarias del Congreso de la Unión, y el Presidente de la República rinde en la Cámara de Diputados, el informe de su gobierno y administración en un año y el  que debería  de ser  -pero no lo es- cuestionado por los diputados;  ya  sea alleérseles o al entregárseles por escrito; y no solo para alabarlo, como sucede.Tan importante fue el primero de septiembre que en nuestra época de estudiantes, en los 40´s, 50´s,  60´s, y 70´s, en los lugares, como en La Laguna, donde regía el calendario escolar “B”, las clases empezaban hasta el día 2 de septiembre, y concluían hasta el mes de junio; mientras que en elcalendario “A” los cursos principiaban en febrero y concluían en noviembre; todo ello con base en la variedad de climas.Y así tenemos que el sistema político mexicano se aprovechó pues de los días 13 día de los Niños Héroes –cuya gesta fue en 1847, pero en septiembre-; 15 y 16 días del Grito y de la Independencia de México, respectivamente, y 27 día de la consumación, después de 11 años once días del inicio de ese movimiento social y político en 1810; en que a todos los mexicanos, sin excepción alguna, de dentro y fuera del país, nos sale lo patriota o patriotero para gritar  ¡Viva México!; para que fuera también el mes del Informe Presidencial.Y así llegamos al  segundo informe del Presidente de la República, en el que seguramente se dedicará única y exclusivamente a alabar sus reformas, principalmente la energética,  de la que ensalzará sus beneficios, sí, sus beneficios pero para las empresas extranjeras que desplazarán a Petróleos Mexicanos permitiendo que hagan lo que PEMEX no hizo por el saqueo de que fue objeto después del Presidente Lázaro Cárdenas, en 1940, por el PRI-gobierno, incluyendo el Sindicato de esa paraestatal, y con cuyas multimillonarias ganancias robadas se pudieron haber hecho varias refinerías en México, y modernizado a dicha empresa; por lo que al entregar el petróleo a los particulares lo que está haciendo Peña es pagar con él lo que él compró: la Presidencia de la República.Llegamos así  al mes de la patria, sin patria, sin la defensa de los Niños Héroes, contra la invasión norteamericana; sin la independencia de México, sin soberanía  porque el petróleo será de los extranjeros, sin soberanía económica porque las empresas que explotarán nuestras riquezas nacionales como el petróleo, el gas, la electricidad, la vegetación, el agua, el aire, el medio ambiente y demás, ya no serán nuestras; pero principalmente ya no será nuestra la  mayor riqueza, que son los obreros, campesinos, empresarios nacionalistas y todo el sector popular.Pues cuando todas esas riquezas fueron nuestras,  nacionales,  gracias a Hidalgo, Allende, Morelos, los niños héroes Juan Escutia, Juan de  la Barrera, Fernando Montes de Oca, Francisco Márquez, Agustín Melgar y Vicente Suárez, nuestros gobiernos –que deben ser condenados por la historia por traición a la patria- no las utilizaron en beneficio único y exclusivo del pueblo, sino solamente en su provecho. 


rangut@hotmail.com