Juzgados bicéfalos

En su afán de que la justicia sea más pronta y expedita la flamante presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Coahuila, la magistrada y licenciada Miriam Cárdenas Cantú, acaba de dar posesión a dos nuevos jueces de lo familiar en Torreón.

De bulto pareciera que con esos dos jueces se crearon dos nuevos juzgados, con todo el personal que cada uno de ellos requiere; pero no, resulta que esos dos nuevos jueces están, uno en el juzgado primero y el otro en el juzgado segundo, de lo familiar; por lo que hay dos jueces en cada uno de esos juzgados.

Esta innovación en la impartición de justicia empieza a ocasionar caos y confusión; pues unos juicios los llevará el juez que ya estaba y otros los llevará el nuevo juez; según sea non o par el número del expediente, respectivamente; pero resulta que los acuerdos y resoluciones en todos ellos, antes del 20 de mayo en que entró en vigor este nuevo sistema, tienen el nombre y la firma del juez que ya estaba; lo que contraria a los litigantes; pues conforme a la ley, cada vez que hay un nuevo juez debe de notificársele personalmente su nombre a las partes del juicio; lo cual resulta tardado y oneroso, en perjuicio sobre todo de los justiciables que menos recursos tienen.

Es un clamor la necesidad de nuevos juzgados, en las materias civil, mercantil, letrados civiles (menores), y familiares, para agilizar la impartición de justicia que es una necesidad cada vez más apremiante por el creciente cúmulo de conflicto de intereses en una sociedad en la que se están perdiendo día a día los valores morales, y los individuos no quieren conciliarlos sin necesidad de acudir a los tribunales; pues no atienden la conseja popular de que “es preferible un mal arreglo a un buen pleito”.

La creación de nuevos juzgados requiere de instalaciones, equipo de cómputo, internet, mobiliario, jueces, secretarios de acuerdos, actuarios, personal administrativo y todo lo demás necesario para su funcionamiento; y por la megadeuda y los miles de millones de pesos que gasta el gobierno estatal en espectáculos (pan y circo al pueblo), diaria publicidad en todos los medios (y por los que copta a algunos), el gobierno de Coahuila no tiene para instalar más juzgados.

Por eso la presidenta del tribunal en el estado, se las ingenió para tratar de mejorar la administración de justicia, con juzgados bicéfalos, es decir, con dos cabezas o titulares, pero con un solo cuerpo o personal.


rangut@hotmail.com