Justicia electoral

Entre la política y el derecho, había antes una gran diferencia; la política se basaba en reglas no escritas, tales como “patadas en las espinillas”, “piquetes de ojos”, “manita de puerco”, y otras que eran características de la lucha libre; y muy poco de la política,  sobre todo en lo electoral, se fundamentaba en leyes hechas para favorecer al partido en el poder, que se aplicaban por órganos electorales controlados por el gobierno, como lo fue la Comisión Federal Electoral de la Secretaría de Gobernación, que organizaba, vigilaba y sancionaba los procesos electorales Federales; y en caso de inconformidades en elecciones de diputados y senadores, la Cámara de Diputados, se erigía en  jurado calificador de las elecciones, como última instancia.En cambio, el derecho se basa fundamentalmente en normas escritas cuyos derechos  se hacen valer, y sus obligaciones se exigen,  ante los juzgados y tribunales; que por naturaleza son ajenos a las partes que les plantean conflictos de intereses entre ambas, para que dichos órganos jurisdiccionales dicten el derecho en el caso concreto; lo que da seguridad y certeza jurídica a los interesados en particular y a la sociedad en general.En un estado moderno, al que aspira el mexicano; cada vez la política se rige más por reglas escritas, que no escritas, a fin de que la democracia sea efectiva; y es por lo que desde fines de los 80’s los órganos electorales fueron desprendidos del gobierno y empezaron a ciudadanizarse para ser independientes, como el recién extinto  Instituto Federal Electoral –IFE-, substituido ahora por el Instituto Nacional  Electoral –INE-; y los institutos o comisiones  electorales  en los estados, como el Instituto Electoral y de Partición Ciudadana de Coahuila  IEPCC; el que desafortunadamente acaba de exhibirse  como un  apéndice del PRI-gobierno  de la entidad.El  IEPCC, de las nueve diputaciones plurinominales había  asignado una a cada uno de igual número de partidos que contendieron en la pasada elección del día seis de julio, que son:  PAN, UDC, PVEM, PPC, PNA, PSD, PRD, PRC  y  PCP;  (al PRI no se le asignó ninguna  porque se llevó “carro completo” con las 16 diputaciones de mayoría relativa); y contra cuya asignación el PAN se inconformó ante dicho órgano administrativo electoral; el que siguiendo consigna del gobernador Rubén Moreira Valdez, desechó la queja y confirmó su distribución de plurinominales.Inconforme nuevamente el PAN contra esa negativa y confirmación de asignación de plurinominales del IEPCC, interpuso recurso ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de Coahuila  TEPJC, argumentando sobre todo que al haber obtenido el 23%  del total de votos en la mencionada elección, al PAN le tocaban hasta 5 diputados plurinominales; pues en principio corresponde uno  por cada 2.5%, de los votos que obtenga cada  partido que no haya ganado diputados de mayoría;  y que no se valía la “chicana” que pretendía hacer el PRI con su mañosa  coalición “Todos Somos Coahuila”,  con la que pretendía que los votos que le sobraran se sumaran a los partidos de la Revolución Democrática PRD, Revolución Coahuilense PRC, y Campesino Popular PCP; pero también acatando recomendaciones del PRI-gobierno, el TEPJC, confirmó lo resuelto por el IEPCC, y le negó al PAN los plurinominales a que por ley tiene derecho.Sacando ya este conflicto post electoral, -que se judicializó-,   de la férula de Moreira;  el PAN lo llevó al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación TEPJF, el que ajustándose única y estrictamente a la ley y basándose sólo exactamente a las pruebas, el pasado 19 de septiembre, acaba de revocar la resolución del TEPJC, y echar abajo la determinación del IEPCC, que le negaba sus diputados plurinominales al PAN, y ordenó que le sean asignados desde luego.Con esta ejemplar resolución le quitaron al PRI las diputaciones plurinominales que había dado al PRD, PRC y PCP, como premios por haber  golpeado al PAN durante la campaña electoral.    Con esta resolución no triunfó el PAN,  triunfó la justicia electoral. ¡Enhorabuena! 


rangut@hotmail.com