Gobernantes aéreos

Antes, los gobernantes para trasladarse de un lugar a otro, usaban más las carreteras que el espacio aéreo; lo que les permitía ver lo deteriorado de las mismas, y las múltiples carencias de todo tipo de servicios públicos en las poblaciones por las que pasaban; y sí algunos eran sensibles y gobernaban para el pueblo, tomaban nota de esos problemas, y en su oportunidad aplicaban las medidas para resolverlos. Y si algunos funcionarios viajaban por autobús, se daban cuenta de las  vialidades que daban acceso a las terminales del mismo, y mandaban corregir sus deficiencias. 

Ahora, con la modernidad, los automóviles, las camionetas y los autobuses, los políticos los han substituido por aviones, jets y helicópteros, que les facilitan hacer sus viajes cómodamente en pocos minutos o pocas horas; lo cual, si se hace por la necesidad del servicio público y para beneficio de la sociedad, está bien. 

En Torreón, hay el añejo problema del acceso de los vehículos particulares que conducen a sus familiares o amigos a la Central Camionera, a dejarlos o recogerlos, y que no se pueden estacionar  en las afueras de la terminal porque hay cordones que lo impiden para que sean los taxistas los únicos que puedan estacionarse y moverse a sus anchas en esa estrecha vialidad. 

El único funcionario que puede resolver ese viejo problema de falta de estacionamiento única y exclusivamente para descenso y ascenso de pasajeros que no  abordan taxis, es el Presidente Municipal Ingeniero Miguel Ángel Riquelme Solís; pero él, desafortunadamente para los ciudadanos de a pie, no viaja en autobús, y por tanto no ve, con sus propios ojos, ni siente en carne propia, esa problemática. El problema para resolver ese problema es que el alcalde viaja en puro jet y el helicóptero. 

El pasado 26 de marzo, al celebrarse en la ex-Hacienda de Guadalupe, municipio de Ramos Arizpe, Coah., el 102 aniversario del Plan de Guadalupe, por el que Venustiano Carranza, desconoció el gobierno usurpador de Victoriano Huerta, y llamó a levantarse en armas en su contra; el Presidente Municipal de Torreón, llegó a ese lugar en helicóptero, lo que le acarreó muchas críticas. Pero el alcalde salió con que la Comisión Nacional del Agua CONAGUA, ,le dio “raid” en uno de sus helicópteros que hacía vuelos de reconocimiento de los daños de las lluvias. Y cómo no hacer eso y más el director de Conagua sí su Íntimo Peña, está por estrenar el avión más caro del mundo.Lo malo es que esos aviones y helicópteros le cuestan miles de millones de dólares al sufrido pueblo.



rangut@hotmail.com