Especial aniversario de Fidel Castro

El pasado 13 de agosto, Fidel Castro Ruz cumplió 89 años de edad, rodeado de acontecimientos históricos que él predijo en 1973, como el de que “Estados Unidos vendrá a dialogar con nosotros cuando tenga un presidente negro y haya en el mundo un Papa latinoamericano” (“La predicción de Fidel Castro”, por Carlos Tello Díaz. Milenio Laguna: 6/VIII/15); lo que ya se cumplió, y por lo cual acaban de reanudar las relaciones diplomáticas EE.UU. y Cuba, después de estar rotas desde 1961.

El nacido el 13 de agosto de 1926, en la oriental provincia de Holguín, en Cuba, y líder, juntamente con el mítico Ernesto “Che” Guevara de la Serna, de la Revolución Cubana, en 1959; también llega a sus cerca de 90 años, en medio de otros acontecimientos históricos en los que él seguramente influyó, como el funcionamiento de la embajada norteamericana, el izamiento de la bandera de las barras y las estrellas por el secretario de Estado, John Kerry, en La Habana; y el cercano levantamiento del embargo o bloqueo, con el que Estados Unidos quiso estrangular y hacer rendir al gobierno revolucionario de Cuba, durante más de medio siglo.

El expresidente de Cuba, que supo retirarse a tiempo de la Presidencia de la República, para no caer en una dictadura como la de Porfirio Díaz, en México, y la de Francisco Franco, en España, llega a su octogésimo noveno aniversario en plenitud de sus facultades mentales, y congruente con su ideología revolucionaria, acaba de escribir el artículo “La realidad y los sueños”, que “Cuba no dejará de luchar por la paz y el bienestar de todos los seres humanos, con independencia del color de la piel y el país de origen de cada habitante del planeta”.

La vida y la obra de Fidel Castro, junto con el “Che” Guevara, influyeron en millones de mexicanos desde que algunos éramos estudiantes de secundaria porque veíamos en ellos nuestros ideales; y desde entonces todavía los seguimos admirando; por cuanto a que estamos contra la discriminación de todo género, la desigualdad y la injusticia.

Cumplir 89 años, en sí mismo, por sí solo, no tiene importancia; lo que sí tiene importancia es lo que se ha hecho en ese tiempo.Y Fidel, ha hecho de su vida, sempiterna optimista, la mejor obra que es el haberla utilizado en bien de la humanidad toda, hasta nuestros días, y aún después de su muerte, que ojalá sea lejana.

¡Enhorabuena! 


rangut@hotmail.com