Diputados a destajo

La tecnología influye en todos los aspectos de la vida, y el Derecho no puede ser la excepción porque conforme a sus nuevos inventos, tendrá que actualizarse, como es el caso de los celulares que están siendo decisivos para el progreso en todos los órdenes de la vida; pero como todo, tiene algunos inconvenientes; como por ejemplo interrumpir algunas actividades importantes.

Por eso en los juzgados y tribunales se prohíbe hacer uso del celular durante las audiencias; en los hospitales, durante las intervenciones quirúrgicas; en las iglesias, durante las misas; en las escuelas, durante las clases, etc.

En el idioma inglés los conceptos suelen expresarse con una sola palabra, como el de “cuando  están dos o más personas reunidas y una de ellas concentra su atención en el dispositivo móvil, y no en la conversación que está teniendo”, como “Phubbing”, palabra compuesta de Ph de Phone (teléfono), y Ubbing de Shubbing (menospreciar); y que está siendo combatida hasta con la ley en México.

Hace poco la diputada Luisa Ivonne Gallegos Martínez, del Partido Nueva Alianza, en tribuna en el Congreso de Coahuila, recordó que el “phubbing” surgió en 2007 con el lanzamiento de los celulares cuyo uso provoca que por atenderlos muchas personas dejen de socializar o poner atención a su entorno.

Reveló datos como el que en un restaurante se ve un promedio de 36 casos de “phubbing” por sesión durante una cena, y el 97 por ciento de los comensales que lo practican dicen que la ingesta no tiene un sabor agradable. Agrego que la Ciudad de México ocupa la novena posición a nivel mundial con mayor índice de esa práctica.

Asimismo, la legisladora trajo a colación el accidente de tránsito en Saltillo, donde un hombre murió al ser atropellado por una mujer que se distrajo por ir hablando por el celular; por lo que pidió que se legislara al respecto para que ya no siga habiendo este y otros tipos de hechos delictivos.

Y para finalizar la diputada agregó que actualmente se están haciendo campañas para eliminar esta práctica; siendo el movimiento más importante el iniciado por el joven australiano Alex Haigh, quien creó la página de internet stopphubbing.com.

Lo chusco es que cuando decía todo lo anterior en la tribuna del Congreso local, la legisladora fue ignorada por sus compañeros porque estaban precisamente usando sus celulares; faltando así a sus deberes de respeto, no obstante que cobran a destajo mil 800 pesos por cada sesión, 22 mil 500 por apoyo parlamentario, mil 800 por reunión de comisiones, 18 mil por apoyo legislativo y su salario de 55 mil, todo ello mensualmente.


rangut@hotmail.com