Día del Juez

Al generalísimo Morelos


El Derecho, como conjunto de leyes, no puede aplicarse sin un  Juez  y sin un Abogado; pues esta función es imposible sin el ejercicio coadyuvante  del  uno y el otro, y cuya función  es imprescindible en el Estado democrático; toda vez que sin la libertad es imposible la justicia, que es el fin del Derecho, y sin la cual no hay paz.

El abogado, ya tiene su día festivo desde 1960, en que se instituyó en recuerdo de que el 12 de julio de 1553, se impartió la primera clase de derecho en América, en la ahora Universidad Nacional Autónoma de México UNAM.Faltaba el Día del Juez, el cual acaba de instituirse hace unos pocos años por la Asociación Nacional de Magistrados y Jueces, del país; habiéndose escogido el día 7 de marzo, también en recuerdo de que en ese día y mes, pero de 1815, se instaló el Primer Tribunal de Justicia de la Nación en la población de Ario de Rosales, estado de Michoacán; en acatamiento a los mandatos del Decreto Constitucional de la América Mexicana, del 22 de octubre de 1814, conocido como la Constitución de Apatzingán; y que tuvo como antecedente los Sentimientos de la Nación, del gran  José María Morelos y Pavón.

En esos tiempos del movimiento social y político de la Independencia de México, iniciado cuatro  años antes, y que concluiría  siete años después, el Siervo de la Nación, veía la necesidad de que el pueblo adquiriera conciencia de que el Estado mexicano, sería la nación organizada jurídica y políticamente y expresada en una Constitución, que le garantizara sus derechos.

Y entre esas necesidades del pueblo veía Morelos,  la justicia;  la cual sería imposible sin un tribunal;   por lo que promovió su creación “Para que todo el que se queje con Justicia tenga un Tribunal que lo escuche, ampare y lo defienda contra el arbitrario”; instalándose  el primer tribunal en Ario de Rosales, Michoacán, hace 200 años.

Por eso es muy loable que intelectuales como el cronista judicial Magistrado Licenciado Jesús Gerardo Sotomayor Garza, haya iniciado por vez primera en la historia de la Laguna, el festejo del Día del Juez, el pasado 7 de marzo; con una ceremonia en la que se otorgaron merecidos  reconocimientos a Jueces de Torreón, Matamoros y Francisco I. Madero, por sus más de 15 años en el Poder Judicial de Coahuila.

Pero el mejor homenaje  que se les puede hacer a todos los jueces, y desde luego a sus secretarios, actuarios y todo el personal que hace posible su función, es pagarles sueldos decorosos,  homologándoselos a los que perciben los funcionarios del Poder Judicial de la Federación, y darles seguridad social “desde la cuna  hasta la tumba”. 


rangut@hotmail.com