“El Bronco” empieza a decepcionar

Somos muy dados a desgastar las instituciones, figuras importantes, hechos  trascendentales y toda clase de sucesos novedosos.

Se creó la Comisión Nacional de Derechos Humanos CNDH,  luego las estatales en todo el país, y enseguida  las organizaciones no gubernamentales  ONG’s,  y todo mundo fuimos defensores de los derechos humanos.

Después ocurrió el incidente del candidato presidencial Peña,  de que no ha leído más de tres libros en su vida; y su desaguisado en la Universidad Iberoamericana, en la ciudad de México, conocido como “Yo Soy 132”, y casi todo mundo queríamos ser ese número.

Sucedió lo de las elecciones presidenciales de 2012, en las que se evidenció la compra de votos mediante conocidas tiendas de autoservicio en el país;  y alrededor  de  15 millones  de ciudadanos, quedamos decepcionados.

Acaeció lo de la Escuela Normal Rural  de Ayotzinapa, en  Iguala,  Guerrero, y todos nos considerábamos “Yo Soy Ayotzinapa”.Posteriormente quedó al descubierto el tráfico de influencias y la corrupción con lo de las “casas blancas”, de la primera dama del país y del Secretario de Hacienda y Crédito Público; seguido inmediatamente con el escándalo del helicóptero de la Comisión Nacional del Agua CONAGUA, suscitado por su titular  Korenfeld; y de todo ello los mexicanos hicimos otro escándalo.

Se avecinaban las pasadas elecciones y los de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores  de la Educación CENTE,  amenazaron  su cancelación e hicieron grandes movimientos sociales principalmente en Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Veracruz y el Distrito Federal; y ya vimos que  fue como el “parto de los montes”: no pasó nada extraordinario.

Ahora  con  las   pasadas   elecciones   surgió   un fenómeno  político-electoral,  nuevo, el del candidato independiente a la gubernatura de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, mejor conocido como “El Bronco”, y que la ganó de calle, y ya todo mundo habla sobre las candidaturas independientes; que es lo que está ahorita de moda.

El pueblo cree que porque  “El Bronco”, va a ser gobernador sin que le haya ayudado partido alguno y el gobierno, es libre, y podrá encarcelar al gobernador saliente Rodrigo Medina de la Cruz, y a su papá Humberto Medina Ainsle (ex procurador de Coahuila),  si se les comprueba que se enriquecieron ilícitamente  con  más de mil millones de pesos, utilizando para ello el poder público. 


rangut@hotmail.com