“Ni están todos los que son ni son todos los que están”

En 1953, a propuesta del Presidente Adolfo Ruiz Cortines, se expidió el decreto por el que cada año el Senado de la República otorga la medalla “Belisario Domínguez”, a los mexicanos o mexicanas “que se hayan distinguido por su ciencia o su virtud en grado eminente, como servidores de nuestra Patria o de la humanidad” 



Se cuenta que en el manicomio conocido como “La Castañeda” en la ciudad de México, había un letrero que decía: “ni están todos los que son ni son todos los que están”, en alusión a que ni todos los locos estaban allí ni todos los que estaban allí eran locos; frase que se aplica cuando los galardonados no tienen los merecimientos necesarios para hacerse acreedores a un reconocimiento; y correlativamente quienes sí los tienen, a veces hasta de sobra, no son reconocidos.En 1953, a propuesta del Presidente Adolfo Ruiz Cortines, se expidió el decreto por el que cada año el Senado de la República otorga la medalla “Belisario Domínguez”, a los mexicanos o mexicanas “que se hayan distinguido por su ciencia o su virtud en grado eminente, como servidores de nuestra Patria o de la humanidad”; en honor al senador por Chiapas, Belisario Domínguez, asesinado por Victoriano Huerta, el 7 de octubre de 1913, por haberlo llamado desde la tribuna asesino y usurpador de la Presidencia de la República.En estos últimos 60 años se ha otorgado anualmente la medalla “Belisario Domínguez”, a: Rosaura Zapata, Erasmo Castellanos Quinto, Esteban Baca Calderón, Gerardo Murillo (Dr. Atl),  Roque Estrada Reynoso, Antonio Díaz Soto y Gama, Heriberto Jara Corona, Isidro Fabela, José Inocente Lugo, María Teresa Montoya, María Hernández Zarco, Adrian Aguirre Benavides, Plácido Cruz Ríos, Ramón F. Iturbide, Francisco L. Urquizo, Miguel Ángel  Cevallos, María Cámara Vales viuda de Pino Suárez (póstuma a José María Pino Suárez).Otros galardonados son: Rosendo Zapata, Jaime Torres Bodet, Ignacio Ramos Praslow, Pablo Macías Valenzuela, Rafael de la Colina, Ignacio Chávez Sánchez, Jesús Romero Flores, Juan de Dios Batiz Paredes, Gustavo Baz, Fidel Velázquez, Luis Padilla Nervo, Luis Álvarez Barret, Raúl Madero González, Jesús Silva Herzog, Salomón González Blanco,  María Lavalle Urbina, Salvador Zubirán Anchondo, Eduardo García Máynez, Rufino Tamayo, Raúl Castellano Jiménez.Otros que también la recibieron fueron Andrés Serra Rojas, Gonzalo Aguirre Beltrán, Ramón G. Bonfil, Andrés Henestrosa, Jaime Sabines, Miguel León Portilla, Griselda Álvarez, Heberto Castillo (póstuma), José Ángel Conchello (póstuma), Carlos Fuentes, Leopoldo Zea, José Ezequiel Iturriaga Sauco, Héctor Fix Zamudio, Luis González y González, Carlos Canse o González, Gilberto Borja Navarrete, Jesús Kumate Rodríguez, Carlos Castillo Peraza (póstuma), Miguel Ángel Granados Chapa, Antonio Ortiz Mena (póstuma), Javier Barros Sierra (póstuma),  Luis H. Álvarez, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y  Ernesto de la Peña (póstuma).Si se analiza a todos y cada uno de los galardonados con la “Belisario Domínguez”, se puede concluir que algunos de ellos no tenían por qué haberla recibido, como Fidel Velázquez, sobre todo, y otros que la recibieron ni en su casa los conocen. En cambio, hay algunos mexicanos que sí se merecen la medalla, como Mario de la Cueva, que hizo mucho por los trabajadores al poner el derecho laboral al servicio de ellos. Manuel Gómez Morín, acaba de recibir la “Belisario Domínguez” el pasado 5 de noviembre; y es uno de los pocos de los 60 recipiendarios que sí se la merecen, y por mucho, pues fue rector de la UNAM, creador del Banco de México, autor de las principales leyes de crédito agrícola en México, fundador del desaparecido genuino PAN, y uno de los Siete Sabios de la Universidad, al lado de Vicente Lombardo Toledano, otro que al igual que él, también se merece la medalla por haber sido el ideólogo del Reparto Agrario, la Expropiación Petrolera, y uno de los más grandes defensores de las causas populares de México; y cuyo grupo lo completan Alfonso Caso (hermano menor del maestro de todos ellos Antonio Caso), Alberto Vázquez del Mercado, Antonio Castro Leal, Teófilo Olea y Jesús Moreno Baca. 



rangut@hotmail.com