Cambio de frecuencia

La radio: medio en crisis

La  encuesta sobre Hábitos de Consumo de Medios, realizada por el Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE), a la cual me referí la semana pasada para el caso de la tv, también aporta datos interesantes sobre la radio, un medio cuya integración a la convergencia digital se percibe incierto.

Solo la mitad

Según la encuesta de GCE, en México solo 56.4 por ciento de las personas escucha radio y 42.1 manifiesta no escucharla, mientras que 1.5 no respondió a la pregunta. El dato es relevante si se considera el porcentaje de personas que en esa misma encuesta afirmó que ve televisión: 90.5%  (8.3 declaró que no la ve y, 1.2 no respondió). Es decir, mientras un porcentaje cercano al 100% ve televisión, únicamente la mitad oye radio.

El hecho de que solo la mitad de la población diga que sí oye radio debe preocupar a las empresas privadas e instituciones públicas dedicadas a esa actividad: desde hace varias décadas suele decirse en México que en prácticamente en todas las casas hay un aparato de radio; no obstante, si 42% de la población tiene receptor de radio pero no lo utiliza significa que algo anda mal en ese medio.

Radioescuchas “duros”

Claro, si más de la mitad de los mexicanos escucha la radio quiere decir que lo hacen más de 50 millones de personas, una audiencia nada despreciable. Pero ¿por qué la otra mitad de la población no la sintoniza? Por cierto, la mayor parte de quienes oyen la radio (60.3 %) son mujeres.

Al igual que ocurre en el caso de la tv, hay radioescuchas “duros”, que se “exponen” al medio varias horas, y “light”, que lo hacen por poco tiempo. 34.9% de quienes declararon oír radio lo hace tres horas o más al día; 21.7 dos horas; 26.2%, una hora; 15.9 menos de una hora; 1.3 no respondió.

Mientras que 91.9% de los entrevistados declaró escuchar “radio tradicional”, es decir por ondas hertzianas, mientras 5.4 aseguró oír radio por internet, aunque no se aclara en la encuesta si los encuestados se refieren a sitios “independientes” dedicados a transmitir programas con lenguaje radiofónico o a transmisiones hechas por las emisoras y grupos radiofónicos en su sitio de internet donde éstos suelen “subir” sus señales.

Noticias para radio

Uno de los puntos más interesantes de la encuesta se refiere al momento del día en que los radioescuchas mexicanos suelen “exponerse” a este medio. La mayor concentración de audiencia se registra en la mañana y va disminuyendo a lo largo del día. Por la noche, la sintonía es muy escasa.

De quienes oyen la radio 65.5% lo hace en la mañana (es la hora de los noticiarios de larga duración); una décima parte a mediodía (la hora de los programas de revista, de salud y de consejos para el hogar); otra décima por la tarde y 5.9 en la noche (7.5 % de los encuestados no respondió). 

Finalmente, las preferencias sobre tipo de programación son las siguientes: noticias, 21.4%; música romántica, 16.6; música grupera, 13.5; música pop en inglés y en español, 10.5; música pop en español, 8.4; música pop en inglés, 7.8; radio hablada, 3.6; información vial, 1.2; “de todo”, 10.4%; otro, 6.0% y 0.6% no contestó.

A diferencia de los que ocurría en otras épocas en las que se sintonizaba la radio fundamentalmente para escuchar música, la tendencia a oírla para estar informado parece ir en aumento. De ahí la intensa competencia entre las opciones informativas de 6 y 10 de la mañana, una y tres de la tarde, y 6 a 8 de la noche.

Recuperar a los jóvenes

El futuro de la radio es incierto. Al igual que ocurrirá con todos los medios “tradicionales”, la radio deberá insertarse en la convergencia digital, tendrá que incidir en el mayor número de plataformas posible para recuperar la audiencia perdida, en especial la integrada por jóvenes, sector de la población que se ha alejado de la radio. Es ampliamente conocido que hoy muchos jóvenes prefieren “armar” su propia programación de música y programas hablados grabando en su reproductor de audio sus canciones favoritas (que no escuchan en la radio) o bajando de internet podcast o audios de diverso tipo dentro de la oferta amplia y abundante que hay en la red. Algunas encuestas señalan que hoy la mayor audiencia de la radio en México se localiza en los rangos de edad de 45 a 55 años y de 55 años o más.

La radio tiene que acelerar su paso hacia la transmisión digital (HD Radio), pero por supuesto el asunto no es solo de tecnología, sino, fundamentalmente, de contenidos.

Finalmente, hay que señalar una grave omisión en la encuesta de GCE: quienes la diseñaron se olvidaron de incluir una pregunta básica: “¿cuál es la banda de frecuencias en la que usted acostumbra a escuchar radio, AM o FM?” Es obvio que FM, pero hubiera sido importante saber cuál es actualmente el porcentaje de sintonía en cada banda.