Cambio de frecuencia

¿Y si le quitan la concesión a Telmex?

La semana pasada el Ifetel anunció la aplicación de multas a Telmex y Dish por “no informar” a la autoridad sobre la “concentración” que, a juicio de ésta, realizaron. Según el Ifetel, “Telmex, a través de su subsidiaria Teninver, adquirió control en la empresa Dish México, mediante diversos contratos, los cuales constituyen una concentración en términos de la Ley Federal de Competencia Económica (LFCE)”. La multa para Telmex es de 14.4 millones de pesos; la de Dish, 43 millones.

Voces exigentes

El Ifetel subrayó en un comunicado, hecho público el 13 de enero, que las multas corresponden a la aplicación de la ley de competencia, pero se reserva el derecho de aplicar lo estipulado en “la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión u otras disposiciones…”.

 Apenas se conoció la decisión del Ifetel, aparecieron voces que no simpatizan con el señor Slim para exigir al organismo rector “vaya a fondo” en las sanciones a Telmex y Dish, que no se limite a las multas y aplique lo señalado en el artículo octavo transitorio del “decreto de reforma en telecomunicaciones”, publicado el 11 de junio de 2013; concretamente que se les revoquen las concesiones.

Beneficio de gratuidad

En ese decreto se estableció el must offer-must carry, es decir, la obligación para las televisoras abiertas de poner a disposición de las restringidas, “de manera gratuita y no discriminatoria”, su programación, y la obligación de transmitirla por parte de éstas, igualmente sin cobrar. Según el decreto de reforma en telecomunicaciones, el beneficio de la gratuidad no se aplica a los concesionarios que hayan sido declarados “agentes económicos preponderantes”; si éstos hicieran uso de él perderían la concesión:

 “Los concesionarios de telecomunicaciones o de televisión radiodifundida que hayan sido declarados… agentes económicos preponderantes en los términos de este decreto no tendrán derecho a la regla de gratuidad de los contenidos de radiodifusión o de la retransmisión gratuita… El Instituto Federal de Telecomunicaciones sancionará con la revocación de la concesión a los agentes económicos preponderantes… que se beneficien directa o indirectamente de la regla de gratuidad, a través de otros concesionarios…  También se revocará la concesión a estos últimos”.

Recursos legales

Telmex, cabe recordarlo, es parte del consorcio América Móvil, declarado “preponderante” por el Ifetel y, según ese organismo, habría “controlado Dish” obteniendo beneficio de la regla de gratuidad, por lo cual estaría en riesgo de perder la concesión, al igual que la empresa de la familia Vargas. Asimismo, habría violado su título de concesión al “controlar” un negocio de tv restringida. 

¿Qué pasaría si el Ifetel decide revocar las concesiones de Telmex y de Dish? Para la empresa de los Vargas sería un golpe tremendo. Saldría del negocio de la tv restringida vía satélite y tendría que volver a empezar. Slim, en cambio, tendría un margen de maniobra mucho mayor para compensar los efectos del golpe.

Es previsible que ambas empresas interpongan recursos legales para argumentar que en su vínculo no hubo “concentración”, sino una “asociación comercial” en la que Telmex se encargaba únicamente de cobrar el servicio de Dish. Si lograran demostrarlo se librarían de las multas y el riesgo de la revocación.

Margen de maniobra

Si la concesión de Telmex es revocada se producirían cambios en el sector de telecomunicaciones: 1) La revocación le permitiría a Carlos Slim entrar inmediatamente al negocio de la televisión restringida en México a través de Claro o de Uno tv; muerta Telmex, el inciso 1.9 de su título de concesión, que le prohíbe entrar a la tv, ya no tendría vigencia; 2) al ser la telefonía fija un servicio público, el Estado tendría que prestarlo, a falta de Telmex, al menos durante una temporada, en lo que se determina hacia qué empresas migra la cartera de clientes; 3) Slim podría conservar la infraestructura de Telmex y utilizarla en beneficio de sus otras empresas, o bien, alquilarla a diversas firmas de telecomunicaciones, especialmente las que planean convertirse en “operadores móviles virtuales”; 4) según el artículo 116 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, en el caso de que una concesión sea revocada, “el gobierno federal tendrá derecho preferente para adquirir las instalaciones, equipos y demás bienes utilizados directamente en la prestación de los servicios objeto de la concesión”; si el gobierno hiciera uso de esa prerrogativa tendría que pagarle a Slim el valor de la infraestructura; 5) América Móvil podría dedicarse de lleno a la disputa por el mercado del triple y el cuádruple play, que se intensificará en los próximos años; una empresa exclusivamente de telefonía fija, tecnología que va siendo irrelevante, tiende a dejar de ser un gran negocio.

El año que inicia estará, seguramente, lleno de noticias sobre este asunto.